Corte Suprema de Justicia abre primera investigación por fraude electoral

Se trata del cuestionado congresista Pedrito Tomas Pereira, del Partido Conservador, quien es relacionado con los “ñoños” en la Costa y acusado de haber participado en un posible fraude electoral.

Pereira también ha sido señalado de ser beneficiado en una incursión armada que se dio el pasado 9 de marzo en el municipio de Montecristo, Bolívar.

Pereira ganó su curul al Congreso en el pasado tras una serie de señalamientos que llegaron al Consejo Nacional Electoral, en medio de varias demandas que marcaban un posible fraude en municipios donde se dieron “errores involuntarios por cuenta de los digitadores”. Que le beneficiaban en la sumatoria electoral

Lo curioso es que después de cuatro años se están demandando los mismos municipios donde supuestamente se presentaron errores electorales que casualmente son los mismos que se demandaron en el pasado por un posible fraude electoral, lo que más llama la atención es que incluso las mesas y las reclamaciones parecen ser las mismas

Los documentos que reposan en la Corte muestran posibles hechos de alteración electoral que de ser verídicos claramente demostrarían un fraude que dejaría ver una estructura política que bajo el llamado sistema “goteo” altera los resultados electorales.

Por otro lado, la Fiscalía General de la Nación abrió una investigación formal en contra de los escrutadores que participaron en las revisiones departamentales en el Bolívar, debido a un posible concierto para delinquir; Las razones son varias pero la más grave es la existencia de una acta de declaratoria electoral donde dan como ganador a Pedrito Pereira, que contrasta con la decisión leída en audiencia pública al cierre de los escrutinios, donde se decidió enviar los resultados a Bogotá para que fueran revisados por el C.N.E.

La Procuraduría por su parte también abrió investigación para determinar la veracidad de varias quejas que se presentaron en el departamento más cuestionado del pasado proceso electoral como es el caso del departamento de Bolívar, donde incluso se registró una incursión armada porque la Fuerza Pública no se hizo presente en varios corregimientos del departamento de Bolívar, como lo deja ver en sus escritos el alcalde de Montecristo y varios testigos electorales.

Sin embargo en el ojo de huracán no solo se encuentran ahora el congresista Pedrito Pereira sino también su amigo, y defensor Nayib Tapia quien reconoció públicamente en una entrevista radial que había hecho política en el pasado con el cuestionado líder conservador y aun así no se declaró impedido para ejercer en la región como magistrado para la transparencia electoral. Tapia participó en las denuncias que en contra de Pereira se interpusieron en el pasado como su amigo y benefactor al oponerse a dichas demandas.

Pereira es acusado de tener burocracia en la registraría donde trabaja su hermana, quien tampoco se declaró impedida para apartarse de su cargo durante el proceso electoral del pasado 9 de marzo.

Compartir: