Distrito hace llamado para atención de víctimas del conflicto presentes en la Plaza de Bolívar

Bogotá, 26 de Abril ¬_RAM_La alta Consejería para las Víctimas hizo un llamado urgente al gobierno nacional para que se atienda la problemática de 13 adultos y 3 niños víctimas de la violencia que desde hace un mes permanecen en la Plaza de Bolívar.

El grupo de víctimas se desplazó desde el departamento del Cesar hasta Bogotá, con el propósito de hablar con el presidente Juan Manuel Santos sobre su situación en este departamento, donde la implementación de la ley de víctimas ha presentado varias dificultades, sobre todo para los reclamantes de tierras.

“Ellos quieren poner al Presidente en conocimiento de todos los atropellos de los que han sido víctimas, sin embargo, después de un mes el Presidente no los ha recibido, no los ha recibido la directora de la unidad de Atención a Víctimas, y lo que ellos dicen es que han sido reuniones tras reuniones de mentiras, hacemos un llamado urgente para que el tema se atienda”, aseguró Ana Teresa Bernal, Alta Consejera para las Víctimas del Distrito.

Emilio Carreño Méndez, dirigente de la población desplazada víctima de la violencia en la Costa Caribe explicó: “Nosotros tomamos la decisión de marchar a pie encadenados desde Valledupar, Cesar, para exigirle al señor Presidente el cumplimiento de nuestros derechos fundamentales establecidos en la ley 1448, ley de reparación y restitución de tierras, debido a que las entidades administrativas territoriales en la Costa Caribe, muchas veces o casi todas nos dicen que el cumplimiento de lo plasmado en la ley no es de competencia de ellos sino de competencia nacional, por eso decidimos llegar acá para que fuera el Presidente, quien lideró esa ley, quien tomara la voluntad de atendernos, pero todo ha sido negativo”.

Carreño además aseguró que ya agotaron todos los recursos de protocolo frente a las entidades nacionales, y aún así no han obtenido respuesta. Además, denunció que han sido víctimas de falsas promesas por parte de la Defensoría del Pueblo y otros organismos de protección.

Frente a la situación de este grupo de personas, el Distrito ha prestado asistencia humanitaria con alimentación, mantas, carpas, y un delegado permanente que está al pendiente de sus necesidades mientras se encuentran en la capital. También ha realizado gestiones con diferentes parlamentarios para lograr que se atienda a estas víctimas. Aún así, la Alta Consejera afirmó que la solución definitiva no está en manos de Bogotá.

“Realmente la solución no está en manos de Bogotá porque ellos viven en el Cesar, ellos van a volver al Cesar, ellos no se han desplazado como tal, ellos son víctimas que viven en este departamento y que requieren que sean atendidos sus derechos y sus necesidades” dijo Bernal.

Las víctimas anunciaron que continuarán en la Plaza de Bolívar hasta que sus reclamos sean escuchados.

Compartir: