Reunión entre el Gobierno y líderes campesinos terminó sin acuerdos

Bogotá, 25 de Abril ¬_RAM_El Ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde y los líderes de Dignidad Agropecuaria no lograron un acuerdo para conjurar el paro campesino anunciado para el 28 de abril, por lo que la protesta de los cultivadores sigue en firme.

Tras una jornada de conversaciones en la curia arzobispal de Tunja, Boyacá, tanto campesinos como Gobierno no concretaron un acuerdo para levantar las protestas de la próxima semana por lo que el titular de la cartera agricola recordó “el propio Presidente invitó a dialogar en la Casa de Nariño. Este Gobierno ha hecho esfuerzos desde las diversas carteras para impulsar la modernización del campo y de sus productores”.

“Invitamos a las distintas expresiones sociales para que sigamos conversando sobre los temas que consideran fundamentales y queremos mostrarles en qué hemos avanzado porque este Gobierno si está cumpliendo”, afirmó el Ministro al finalizar la reunión.

Igualmente, indicó que no solo se han reunido en Bogotá, pues el Ministerio se ha desplazado a las regiones para escuchar de primera mano a los campesinos, “uno de estos espacios ha sido el Pacto Agrario donde profundizamos sobre las necesidades del campo y las salidas a los problemas”, dijo el Ministro.

Recalcó que es necesario pensar en aquellos campesinos para quienes una parálisis implica la pérdida de tres o más meses de sus cultivos, lo mismo que aquellos que perderán el producido de la leche o quienes se verán afectados porque viven del turismo.

Por su parte, el Gobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados Becerra, hizo un llamado para que se mantengan las conversaciones y no se llegue a un paro, “queremos que campesinos, líderes de dignidades y Gobierno sigan en los diálogos y se avance en las soluciones a los campesinos”, indicó.

Las dos partes manifestaron que un paro en estos momentos afectaría directamente a todo el sector agropecuario.

“Con el paro los campesinos y sus familias se verían afectados porque no podrían sacar los productos a las ciudades ni a los mercados. Nosotros pensamos en todos los campesinos y en la totalidad del campo colombiano”, indicó el Ministro de Agricultura.
Así mismo, manifestó que no hay razones para el cese de actividades en las zonas rurales del país porque el Gobierno ha avanzado en los acuerdos y eso se está reflejando en el campo.

Así mismo, enfatizó que aunque falta mucho por hacer, este Gobierno viene trabajando desde agosto del año pasado en dar solución a los puntos pactados.

Adicionalmente, hoy las condiciones del sector, son muy distintas a las que existían hace un año.

“El precio del café, del aceite de palma y del cacao han mejorado, al igual que del arroz que tiene contentos a los agricultores y a los molineros. Los recursos del Estado han estado llegando al campo, hoy tenemos un presupuesto histórico de $5.2 billones, pero debemos seguir trabajando”, explicó el Ministro de Agricultura.

Finalmente, agregó que mañana, tiene previsto llegar a las 6:30 de la mañana a la emisora de la Gobernación.

La idea es presentar directamente mañana a los campesinos de Boyacá los avances que se han logrado.

“Estamos viviendo un aire en el campo totalmente diferente, con mejores precios de los productos. Lo que tenemos que hacer es cuidar la economía campesina, trabajar por ella y no quebrantarla con un paro”, manifestó el Ministro Rubén Darío Lizarralde.

Compartir: