Zuluaga le pide a Santos aclarar decisión del Gobierno de conceder a las Farc derecho a gobernar

Desde Barranquilla el candidato del Centro Democrático Óscar Iván Zuluaga dio a conocer la carta pública al Presidente Juan Manuel Santos, en donde le dice que: «usted decidió evadir los debates con los demás aspirantes a la Presidencia de la República. Sin embargo, no puede eludir su responsabilidad en asuntos tan delicados como los que tienen que ver con la decisión de su gobierno de conceder a los miembros de las FARC el derecho a gobernar a Colombia».

El Siguiente es el texto de la carta:
Candidato Santos:

Usted decidió evadir los debates con los demás aspirantes a la Presidencia de la República. Sin embargo, no puede eludir su responsabilidad en asuntos tan delicados como los que tienen que ver con la decisión de su gobierno de conceder a los miembros de las FARC el derecho a gobernar a Colombia.

Antes de conocerse públicamente que su gobierno adelantaba diálogos con el grupo terrorista de las FARC, usted hizo aprobar del Congreso la reforma constitucional denominada marco jurídico para la paz. En mayo de 2012 en la Cátedra Colombia, ante generales, almirantes, coroneles, tenientes coroneles, mayores de nuestras fuerzas militares y de policía, afirmó que dicha reforma no se hacía para que los integrantes de las FARC, específicamente sus cabecillas, responsables de los más atroces crímenes, pudieran participar en política.

Textualmente indicó (abro comillas) “Se ha dicho que el acto legislativo Marco Jurídico para la Paz, que se impulsa en el Congreso, puede atentar contra la moral de las tropas porque posibilita la llegada de cabecillas que hoy perseguimos a cargos de representación política. Es necesario aclarar, con todas sus letras, que esto no es cierto.

Y otra aclaración: el acto no dice nada sobre la posibilidad de la participación política de los cabecillas de la guerrilla.

Ni alias ‘Timochenko’ ni ninguno de los cabecillas de la guerrilla van a llegar a cargos de elección popular por causa de este acto legislativo”(cierro comillas)

Pero la verdad es lo contrario. Su gobierno está decidido a que no solamente Timochenko, sino la totalidad de cabecillas de las FARC y de quienes en sus filas han cometido delitos atroces puedan tener el derecho a la participación política y el derecho a gobernar.

Esta afirmación, candidato Santos, se desprende de la comunicación del pasado 6 de febrero de 2014 a la Corte Constitucional que lleva la firma del Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, y de los ministros del Interior, Aurelio Iragorri, y Justicia, Alfonso Gómez Méndez.

En el documento, que desconoce el país, su gobierno le dice al máximo tribunal respecto a los integrantes de las FARC que “haber cometido delitos graves, con ocasión de su participación en el conflicto armado, no tiene implicaciones en materia de participación política” y que la “voluntad del constituyente primario y derivado ha sido garantizar que quienes dejen las armas puedan reintegrarse a la vida civil a través de su participación en política, a pesar de que hayan estado involucrados en la comisión de delitos graves”.

Defínase, candidato Santos. Diga la verdad a Colombia.

¿Por qué un día dice que los cabecillas no llegarán a cargos de elección popular y después defiende ante la Corte Constitucional que quienes han cometido delitos atroces o graves violaciones a los derechos humanos tengan ese derecho?

La Corte Constitucional ha reiterado en múltiples sentencias que tales crímenes no pueden ser conexos al delito político, ¿por qué usted quiere ahora que la Corte cambie su jurisprudencia?

Con ese planteamiento ante la Corte Constitucional su gobierno quiere abrir la puerta para que todas, todas, las atrocidades y delitos que no alcancen la connotación de crimen de lesa humanidad / genocidio o que siéndolo no sean “seleccionadas” en el marco de la justicia transicional, se premien con el derecho a la participación en política. Es tanto como legitimarlas como medio válido de acción política en la democracia.

¿Acaso, candidato Santos, quiere usted que por vía de la conexidad de delitos comunes con el delito político se blinde de la extradición a Estados Unidos a los cabecillas Timochenko, Márquez, Catatumbo, Joaquín Gómez y demás individuos reclamados por narcotráfico?

¿Quién es entonces el que atenta contra la moral de la tropa? ¿Quién es el que manipula? ¿Quién es el que engaña a los soldados y policías de Colombia?
¡A Colombia no le puede seguir mintiendo!

Atentamente,

ÓSCAR IVÁN ZULUAGA

Compartir: