“Me comprometo a restablecer el régimen especial de cesantías perdido por nuestros militares”

Medellín, 24 de Abril_-El candidato presidencial del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, se comprometió hoy públicamente a restablecer el Régimen Prestacional que en materia de cesantías perdieron los militares con la expedición del Decreto 1252 del año 2000.

Zuluaga explicó que el Régimen Prestacional de las Fuerzas Militares (FF.MM.) en todos los niveles, -desde los soldados profesionales, pasando por los suboficiales, hasta llegar a los generales-, estaba regulado por el Decreto-Ley 1211 de 1990 que reconocía un régimen especial para los uniformados.

Sin embargo, por una decisión del gobierno hace 14 años, el régimen prestacional fijado por el mencionado Decreto-Ley, fue modificado en lo que a liquidación de cesantías se refiere, a través de un Decreto Reglamentario, “lo que es abiertamente ilegal”.

“El nuevo régimen de liquidación de cesantías, le quita a nuestros militares un beneficio económico adquirido y fundamental para ellos y sus familias en cuanto a educación, compra de vivienda y el disfrute de un merecido ahorro, después de muchos años de servicio”, dijo Zuluaga.

Explicó que por ejemplo “un oficial de grado Mayor que no continúa ascendiendo dentro de la carrera militar, al momento de su retiro, recibirá por concepto de cesantías tan sólo 70 millones de pesos y no 340 millones de pesos; un 70 por ciento menos de lo que establecía el Decreto-Ley del año 1990 y el cual era un derecho adquirido”.

“Esa reducción es una expropiación a nuestros militares. No sólo es ilegal por ser un decreto con fuerza de Ley modificado mediante un decreto reglamentario, sino que además está llevando a que muchos militares desmotivados como consecuencia de la pérdida de este beneficio, estén decidiendo retirarse anticipadamente de nuestras fuerzas lo que afecta notablemente la moral de la tropa”, dijo.
El candidato presidencial advirtió que “nuestros militares tienen un régimen especial porque con ellos no se contemplan horas extras, nocturnas, dominicales, festivos, disponibilidad, nivel de riesgo, entre otras, simplemente ofrecen su vida por nosotros y lo mínimo que queremos para ellos es que gocen de unas justas cesantías”.

Recordó que en la actualidad un militar con grado de Capitán gana en promedio un millón 800 mil pesos, un sueldo muy bajo para quienes día a día dan la vida por nuestro país y que a lo único que aspiran, además de la satisfacción del deber cumplido, es obtener un modesto reconocimiento económico por sus años de servicio y sacrificio.

“Como lo he dicho públicamente durante mi campaña: estoy comprometido con la seguridad y con el apoyo a quienes día a día la hacen posible. Por eso exhorto al Presidente Santos a que de inmediato restablezca las justas condiciones prestacionales arrebatadas ilegalmente a nuestros militares. Es una obligación legal y moral con quienes ofrecen su vida por protegernos. Si él no es capaz de hacerlo, lo haré yo, como Presidente, el mismo 7 de agosto antes de partir a defender el mar de San Andrés”, sentenció.

Compartir: