Defensoría exige respeto de armados ilegales al proceso electoral

Bogotá, 24 de Abril_A propósito del Día Internacional de Lucha contra la Violencia, el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora Gómez, rechazó las amenazas proferidas a través de un panfleto que circuló en el departamento de Arauca, y en el que presuntos miembros del Bloque Oriental de las FARC declaran objetivo militar a dirigentes y candidatos del movimiento Centro Democrático.

El funcionario exigió respeto por el proceso electoral y advirtió que de comprobarse la autenticidad del documento, sería muy grave pues no se entendería cómo desde la Habana los voceros del grupo armado ilegal reclaman, entre otros temas, garantías para su reintegro a la vida democrática del país, pero por otro lado se intimida a los actuales aspirantes y se presiona a las comunidades para constreñir su libertad frente al voto.

El documento fechado el 11 de abril en las montañas de Colombia, también amenaza a las compañías multinacionales presentes en Arauca y a la emisora La Voz del Cinaruco, con cobertura en esa región. Por ello, además de su reclamo a las FARC, Otálora Gómez hizo un llamado a las autoridades nacionales y departamentales, para que refuercen las medidas de protección, prevención y control territorial, a fin de evitar alteraciones al orden público y afectaciones a los derechos humanos de la población.

Cabe recordar que de acuerdo con el informe de riesgo emitido el pasado 3 de Marzo para las elecciones legislativas, el Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo había advertido escenarios de vulnerabilidad para siete municipios de Arauca, cuatro de ellos considerados en nivel de riesgo extremo (Arauquita, Fortul, Saravena y Tame) precisamente por la influencia de las FARC y el ELN.

Por otra parte, el Defensor del Pueblo reiteró su preocupación frente al recrudecimiento del conflicto en el Pacífico colombiano, donde situaciones como el desmembramiento de un adolescente de 16 años en Buenaventura, el hostigamiento de la guerrilla en el corregimiento Triana de esa ciudad durante las últimas horas, y el reclutamiento de un menor de 14 años en Jambaló (Cauca) a manos de las FARC el pasado 15 de abril, mantienen las alertas sobre la crisis de violencia que padece la región. Vale la pena indicar que el lunes 14 de abril, miembros de la guerrilla ya habían intentado llevarse por la fuerza a otros tres adolescentes de 15 y 16 años, lo cual fue frustrado gracias a la intervención de las autoridades indígenas. La Defensoría Regional del Cauca pidió que se convoque al Comité de Justicia Transicional para analizar la situación y tomar medidas al respecto.

Compartir: