Piedad Córdoba propone tregua bilateral sin precondiciones

La ex senadora Piedad Córdoba expidió un comunicado, que está haciendo circular a través de redes sociales y su página web, proponiendo una tregua bilateral sin precondiciones. El comunicado es el siguiente:

Piedad Córdoba en diálogo con políticos y organizaciones implicadas en la construcción de la paz en Euskadi, País Vasco, escuchando el momento que aquí se vive y lo que vive Colombia ha llamado a una tregua bilateral sin precondiciones.

Primero que toda la muerte de los miembros de la fuerza pública ocurre por un acto aventurero en medio de la guerra. Se sabe por anticipado que existe un riesgo alto de que pueda afectarse la integridad personal de todos los involucrados en esa acción. Ignorar los sucesos ocurridos en Antioquia y otras tentativas de rescate fracasadas es una irresponsabilidad. Este es una guerra en la que como todas las guerras debería implementarse el canje de prisioneros. Recordemos el hecho reciente de Israel liberando 1027 prisioneros palestinos a cambio de un solo soldado israelí. Canjes como estos salvan vidas, alivian el dolor de familias y abren puertas ara posibles diálogos de paz.

Eso puede hacerse en nuestro país, si hay voluntad, pero cuando no la hay pasa todo lo que hemos visto. Y en ese escenario Colombianos por la Paz apostó por la solicitud permanente a las Farc de las liberaciones unilaterales y cuando estábamos a punto de lograr este nuevo gesto de la guerrilla se produjo esa operación militar.

Es necesario parar la guerra ya, para dar apertura a diálogos humanitarios para que prisioneros, secuestrados y presos políticos puedan recuperar la libertad y recibir la atención humanitaria que contempla el derecho humanitario, como es posible que dos guerrilleros detenidos hayan muerto en la cárcel porque no hubo atención a sus enfermedades terminales. No puede prologarse la situación inhumana en las zonas rurales para mestizos, indígenas y afrodescendientes en razón de la persistencia del conflicto armado.

Hoy se requiere una tregua total bilateral sin precondiciones, se deben dar pasos, si es que de buena fe se quiere buscar la paz y construir la justicia social.

A la sociedad civil y en particular a los movimientos sociales, a las iniciativas de paz y propuestas de paz, hoy les y nos corresponde, constituirnos en una sola voz, en un movimiento único y nacional por la paz de Colombia, sobre la base de una declaración que interprete a todos los colombianos sin exclusión, que integre el centro y las regiones y unas vocerías colectivas como la que desarrollaron con tanto éxito los estudiantes en la mane.

Desarrollaremos una campana nacional para rescatar el derecho del pueblo a vivir en paz. «La llave de la paz la tiene el pueblo, el que padece la guerra, los que se encuentran en ella en cualquiera de los bandos», no es patrimonio exclusivo de personas. Así lo dice la carta constitucional.

Estamos de acuerdo con la petición del parlamento británico que llamó al dialogo político con las FARC e incluimos nosotros al ELN. Hay que sentarse a dialogar, el arrasamiento, la destrucción o el aplastamiento no solucionan el fondo, son triunfos de tribuna pero no serán cimientos de una nueva historia ni de un proyecto de país que necesitan las mayorías y con ellos todas y todos los demás colombianos. Lamentable que días después que Santos exprese su disposición a conversar, ya no hablando de matar, de encerrar a sus contradictores, anuncie el fortalecimiento de la estrategia militar. Esa tesis solo traerá más dolores a familias, pérdidas en vidas humanas, violaciones de derechos humanos, infracciones al derecho humanitario, crímenes de guerra. Porque eso es lo que produce la guerra

Ese camino es un fracaso abdica de los valores más profundos del humanismo social. La ética en torno a la vida, a la Vida digna de todas y todos es el horizonte de la paz.

Compartir: