Mindefensa asegura que hay infiltrados en las protestas

Bogotá, 24 de Abril_El ministro de Defensa Nacional, Juan Carlos Pinzón, respaldo hoy las afirmaciones de Humberto de la Calle Lombana y el general (r) Jorge Mora Rangel, miembros del equipo negociador del Gobierno nacional en el proceso de paz de La Habana, acerca de que en esas conversaciones ni se ha tocado ni se tocará el tema de las Fuerzas Militares y de Policía.

Pinzón, luego de su intervención hoy en el Encuentro con Alcaldes de Ciudades Capitales, en Bogotá, reiteró que en varias oportunidades el Gobierno nacional ha dicho que ese punto jamás se tocará en los diálogos con la guerrilla de las Farc.

Agregó que desde el principio el Presidente de la República excluyó esos temas. “Y decidió hacerlo porque esa es su convicción –explicó –; esa es nuestra convicción y en mi caso, una posición irreversible. Yo no estaría dispuesto a que se negocie o se discuta con delincuentes, con grupos armados, ningún tema que tenga que ver con el futuro de nuestras Fuerzas Militares y de Policía”.

El Ministro de Defensa Nacional aseguró, además, que las Farc deben entregar las armas y que en esa posición el presidente Juan Manuel Santos ha sido claro, pues sin esta condición es improbable que se firme un acuerdo de paz.

“Ellos tienen que entregar las armas, pedirle perdón al pueblo colombiano y encontrar los canales políticos que de manera generosa el Presidente ha abierto; esa es la manera y lo que el pueblo colombiano desea”, manifestó Pinzón.

Igualmente, insistió en que la Fuerza Pública seguirá golpeando a los delincuentes y a los grupos terroristas, no solo por ser una orden presidencial sino porque es su deber constitucional. “El pueblo colombiano aprecia la firmeza y sabe que las Fuerzas Armadas han debilitado a esos delincuentes y que lo van a seguir haciendo”.

De otro lado, el ministro Pinzón reveló que en las protestas sociales que se han anunciado para los próximos días, los organismos de seguridad detectaron infiltraciones de organizaciones criminales y, en algunos casos, la coparticipación en su organización.

Declaró que es importante que el país y los ciudadanos que eventualmente participen en las manifestaciones sepan de este hecho, para que no los manipulen, denuncien cualquier acción de este estilo y que así la Fuerza Pública actúe contra esas personas.

“La protesta social es legítima en el marco de nuestra democracia y la Fuerza Pública tiene el deber de protegerla y acompañarla, pero es importante decir que cuando se acude a vías de hecho, las autoridades judiciales tienen el deber de judicializar esos
comportamientos, pues atentan contra la tranquilidad y los derechos de los demás ciudadanos, y a su vez, la Fuerza Pública tiene el deber de actuar para proteger los derechos de la mayoría”, concluyó Juan Carlos Pinzón.

Compartir: