Ordenan desmontar esquema de recolección de basuras de Bogotá

La Superintendencia de Industria y Comercio ordenó tumbar el actual esquema de recolección de basuras de la capital del país, argumentando que se violó la ley de libre competencia con su implementación.

«Por ejecutar prácticas violatorias de la ley al limitar la libre competencia en el marco de la creación, implementación y puesta en marcha del nuevo esquema de recolección de basuras», indicó el superintendente de sociedades Luis Guillermo Vélez, superintendente de comercio AD-HOC en este caso, al informar la decisión.

El actual esquema fue establecido por el alcalde Gustavo Petro, y las fallas durante su implementación motivaron que la Procuraduría General de la Nación lo sancionara disciplinariamente.

Para desmontar el esquema, la entidad da un plazo de 6 meses, además de advertir multas superiores a los 1.000 millones de pesos que tendrán que ser pagadas por 10 integrantes de la junta directiva del Acueducto de Bogotá, entre ellos el alcalde Petro.

De igual forma, la empresa pública de aseo de la capital del país, Aguas de Bogotá, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) y el Acueducto de Bogotá, deberán pagar multas millonaria.

Según la sanción, Aguas de Bogotá: 17.884 millones de pesos, La Empresa de Acueducto y Alcantarillado: 61.600 millones y Uaesp: 17.884 millones.

Por su parte, la alcaldesa designada de Bogotá, María Mercedes Maldonado, dijo que se interpondrán todos los recursos disponibles para evitar la sanción. «Nosotros estamos seguros de nuestros argumentos y presentaremos los recursos a los que haya lugar».

De igual forma, la directora de la Uaesp, Lucía Bohórquez, afirmó que con la implementación del nuevo esquema de recolección de basuras no se violó ninguna norma.

«Hemos presentado todos los argumentos jurídicos con los que demostramos porque no violamos ninguna ley. Tantos los sancionados como las instituciones usaremos los instrumentos que tenemos para defendernos».

Gustavo Petro, quien había sido inhabilitado y destituido, fue restituido por el presidente Juan Manuel Santos en las últimas horas, al acatar un fallo de tutela del Tribunal Superior de Bogotá.

En su momento, Petro había manifestado que la razón de implementar el polémico programa ‘Basura Cero’ era quitarles el negocio a los operadores privados para que fuera incluyente con los recicladores y generara beneficios para la ciudad.

Compartir: