EEUU apoya a Ucrania y advierte a Rusia

KIEV.- En una muestra de apoyo estadounidense al asediado Gobierno de Ucrania, el vicepresidente Joe Biden ofreció un paquete de ayuda y exigió a Rusia retirarse de las zonas de conflicto, pero también advirtió a Kiev de que debe abordar el “cáncer de la corrupción”. Biden, que exigió a Moscú que “deje de hablar y comience a actuar” para desarmar a los separatistas prorrusos que Kiev afirma pretenden minar las elecciones del 25 de mayo, dijo a candidatos presidenciales que sería “la elección más importante en la historia ucraniana”.

Una parte de un paquete de ayuda por U$S 50 millones fue destinado a apoyar la “integridad” de la votación. Pero tras 23 años de una independencia de Moscú, durante la cual la corrupción amenazó a la economía y minó la confianza pública en el Estado, el vice estadounidense planteó a los legisladores: “Para ser muy franco; ustedes tienen que luchar contra el cáncer de la corrupción”. El primer ministro Arseny Yatseniuk, quien tomó el cargo tras la destitución del presidente aliado del Kremlin Viktor Yanukovich dos meses atrás, le respondió que eso sería una prioridad del nuevo Gobierno.

Biden, reiteró una amenaza de mayor sanciones económicas tras las impuestas después de la anexión de Crimea el mes pasado, renovó el llamamiento de Estados Unidos para que Rusia retire sus tropas de la frontera oriental de Ucrania. Advirtió también que “queda poco tiempo” para que Moscú muestre que mantiene su compromiso con un acuerdo firmado en Ginebra, que tiene por objetivo distender la crisis.

Ucrania y sus aliados Estados Unidos y la Unión Europea, que firmaron el acuerdo junto a Rusia, se quejan de que Moscú no está intentando convencer a los separatistas en el este del país de que se desarmen y abandonen los edificios que tienen tomados.

El gobierno ruso niega que esté organizando a los militantes, quienes afirman que quieren la posibilidad de ser anexados por Moscú, como sucedió con Crimea.

“Ninguna nación debería amenazar a sus vecinos acumulando tropas a lo largo de la frontera. Pedimos a Rusia que retire esas fuerzas”, insistió Biden en una conferencia de prensa conjunta tras reunirse con Yatseniuk.

“Hemos sido claros en que un comportamiento más provocador por parte de Rusia llevará a mayores costos y a un mayor aislamiento”, dijo el vicepresidente. “Hemos escuchado muchas cosas de los funcionarios rusos en los últimos días. Pero ahora es el momento de que Rusia deje de hablar y empiece a actuar”, agregó.

El vicepresidente estadounidense afirmó que “no permitiremos que esto se convierta en un proceso abierto. Queda poco tiempo para hacer progresos”. Yatseniuk aseguró: “Todo lo que está sucediendo ahora en el este y que Rusia apoya tiene como objetivo desbaratar las elecciones presidenciales”. De los U$S 50 millones en apoyo, la Casa Blanca destinó 11,4 millones para a ayudar que la elección resulte en un sucesor del presidente Yanukovich. Y ofreció ocho millones adicionales en ayuda militar no letal, incluidos radios y vehículos. Pequeño en lo que se refiere a las necesidades de Ucrania y en relación al préstamo por U$S 1.000 millones ya firmado con Washington, el paquete, junto con la visita de Biden, es una clara muestra de respaldo a las nuevas autoridades en la disputa con Rusia.

Desde Moscú, el primer ministro, Dmitri Medvedev, prometió a sus ciudadanos que no sufrirán las consecuencias de las sanciones adoptadas contra el país por la crisis ucraniana. (Reuters-Télam)

Compartir: