Cinco internos muertos en la cárcel Picaleña de Ibagué

La muerte de cinco internos en la penitenciaria de Ibagué, ha expuesto la problemática por infraestructura que se presenta en la correccional, ya que dichas muertes han sucedido de la misma forma: han muerto tras caer de pisos altos porque no hay mallas ni paredes que sirvan como contención.

El último recluso muerto fue Diego Fernando Rojas López de 25 años, quien, así como otros dos internos, murió debido a este problema de infraestructura y que, según la Defensoría, se presenta porque las directivas encargadas de la cárcel han hecho caso omiso de estos accidentes.

Esta entidad interpuso una acción de tutela para evitar nuevos accidentes, ya que las solicitudes de modificación de la estructura han sido desestimadas y por tal motivo el ministerio de justicia se vio abocado a realizar un llamado de atención y quien dijo que: “yo envié inmediatamente una comisión del Inpec para que fuera a verificar lo que había pasado, porque me parece que eso no ha debido pasar”, “Yo tomaré las medidas del caso, porque no se debe esperar que haya un muerto para resolver una situación que tenían que prever los encargados de la cárcel”, recalcó el ministro Alfonso Gómez Méndez.

Compartir: