Altos mandos militares visitaron a uniformados liberados por Farc

«Están muy bien, están fuertes», fue la única referencia que entregó el ministro de la Defensa, Juan Carlos Pinzón, al término de una visita que realizó junto con el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y la Cúpula Militar a los cuatro suboficiales del Ejército Nacional que recuperaron su libertad luego de más de 10 años de secuestro.

La visita del presidente Santos a los uniformados, vestidos ya con el nuevo pixelado del Ejército, en el Hospital Militar Central duró 20 minutos.

Fue cordial, los sargentos Luis Arturo Arcia, Robinson Salcedo, Luis Alfonso Beltrán Franco y Luis Alfredo Moreno, contaron algunas anécdotas al presidente y al ministro e, incluso, se escucharon algunas risas, según relataron personas que estuvieron en el encuentro privado.

El comandante de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas, previo a su entrada al Hospital, señaló que este es un momento de alegría pero también de tristeza y de nostalgia por los que quedan en la selva y los que no pudieron salir de ella.

«Hoy es un día de felicidad, estamos contentos por haber recuperado nuestros hombres, pero también un poco de nostalgia, de tristeza, por todo lo que ha pasado, esto no ha debido pasar, este episodio negro de la historia de Colombia, el flagelo del secuestro. La tristeza por los que quedan allá en las profundidades de la selva, los que no regresaron fueron víctimas, quedaron allá insertados en las garras del terrorismo», manifestó.

Tanto el general Navas como el comandante del Ejército, general Sergio Mantilla, manifestaron que dependerá de cada uno de los militares la decisión de continuar o no en la institución.

«Ellos llegan a nuestras filas, a sus hogares. Es un proceso individual, el Ejército le brinda la opción de seguir, habrá una revisión, un estudio, para los estímulos, tiene que buscar una estabilidad emocional, muchas veces en el exterior o mediante una atención psicológica en el país», dijo el general Navas.

El general Mantilla explicó que ahora seguirá un proceso de acompañamiento por parte de la Institución para con los suboficiales o sus familias.

«La alegría nos embarga por tener finalmente a nuestros hombres con el cuidado, dándole las atenciones que se merecen y particularmente las familias que han sufrido tanto van a tener un alojamiento del Ejército. Ellos son unos héroes que han sufrido mucho por nuestro país, por la democracia, por los colombianos» , dijo.

Compartir: