¿Cortina de humo?

La entrega que hará hoy el Presidente Venezolano,  Hugo Chávez, del cabecilla de la oficia de Envigado, Maximiliano Bonilla Orozco, alias «Valenciano», al Presidente Juan Manuel Santos no solo tiene la intención de mostrar como se encuentran las relaciones del vecino pais con Colombia sino una forma de acallar las críticas del expresidente Alvaro Uribe. ‘Valenciano’, heredero de Don Berna, fue apresado en la frontera venezolana durante un operativo de la Guardia Nacional Bolivariana. Al parecer también fueron capturados otras cuatro personas cómplices del narcotraficante. «Valenciano» manejaba bandas criminales de Medellín (unos 600 hombres), traficaba con drogas en Jamaica, Guatemala, Honduras, México y EE.UU.Tras burlar un acuerdo con la DEA, se resguardó Venezuela. Trabajaba con el Eln y ‘los zetas’ de México y lleva 18 años en la delincuencia. Por su captura se ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares.

En la agenda oficial del encuentro bilateral entre Chávez y Santos se destacan los grandes temas comerciales y de integración productiva, pero el tema de las Farc y el supuesto uso de territorio venezolano para atacar al gobierno colombiano será obligado así como la solicitud que hará el mandatario colombiano de entregar a alias «Timochenko», jefe máximo del grupo guerrillero, quien se dice se encuentra en territorio venezolano.

Compartir: