Fernando Botero revisó montaje de su obra Viacrucis en Medellín

El pintor colombiano Fernando Botero participó la tarde de este domingo en la supervisión del montaje de su nueva colección de obras «El Viacrucis», y expresó su alegría por volver a presentar una gran exposición en su ciudad natal, Medellín.

Esta exposición, que será inaugurada el martes, se realiza 13 años después de que Botero donara a la ciudad un conjunto de 150 de pinturas y esculturas.

En diálogo con periodistas, el artista declaró su satisfacción por el reconocimiento diario que tiene a su paso por las calles de la ciudad y a la casi «idolatría» que se siente por él.

Botero anunció que esta misma semana dejará una de sus grandes esculturas, «El gato», en un parque público de uno de los sectores más pobres de Medellín, «para que la gente lo toque y se adueñe de él, y se acerque al arte como nunca se le ha permitido».

En la exposición, que irá de abril a agosto de este año y que luego se presentará en Europa, Botero muestra 27 óleos y 23 dibujos en pequeño formato realizados en 2010, los cuales serán exhibidos por primera vez en Colombia.

Según Botero, este Viacrucis ha sido reflejado «a los ojos de un artista moderno, que se permite ciertas libertades como incluirse a sí mismo o a su madre en las obras».

El pintor, cercano a cumplir los 80 años, se caracteriza por sus figuras humanas voluminosas, que le han hecho célebre internacionalmente.

Recientemente, el maestro colombiano presentó en Nueva York una muestra de pinturas sobre los abusos de los soldados estadounidenses en la cárcel iraquí de Abu Ghraib.

Compartir: