Correa anunciará este miércoles si asiste a Cumbre de las Américas

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunciará este miércoles su decisión de asistir o no a la Cumbre de las Américas que se desarrollará en la ciudad colombiana de Cartagena (norte) el 14 y 15 de abril, dijo el martes el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.

«La respuesta del presidente respecto a su asistencia o no a la Cumbre la vamos a conocer mañana. El presidente lo va a decir en forma directa y personal», declaró el canciller en rueda de prensa, absteniéndose de adelantar la postura del mandatario.

Correa propuso en febrero, durante una cumbre del ALBA (Alternativa Boliviana de los Pueblos de Nuestra América) en Caracas, que los ocho gobernantes de este grupo no asistieran a la cita si Cuba no era invitada.

Consultado el martes sobre si acudirá o no al cónclave, el jefe de Estado reiteró su posición en cuanto que «hay que tener mucho cuidado de que nuestros pueblos no se cansen de que sus presidentes estén en cumbres y ellos sigan (…) en profundos abismos».

«Si no vamos a decir cosas importantes, es mejor quedarnos trabajando en nuestros propios países», afirmó el presidente, quien sostiene que algunas de esas cuestiones son el bloqueo económico de Estados Unidos sobre Cuba y el reclamo de soberanía de Argentina por las islas Malvinas.

La canciller colombiana, María Angela Holguín, señaló el lunes que, salvo Correa, los demás mandatarios del continente han confirmado su presencia en Cartagena.

Sin embargo, Holguín indicó que la participación de la isla en las futuras citas hemisféricas debe quedar resuelta en el evento que acogerá su país, en un planteamiento similar al de gobiernos como los de Brasil, Argentina y Venezuela.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha argumentado que no puede cursar una invitación a La Habana por la «falta de consenso» entre los mandatarios, lo que Cuba atribuye a un rechazo de Estados Unidos.

Washington se opone a que la isla concurra por no ser integrante de la Organización de Estados Americanos (OEA), de la que fue suspendida en 1962. Esa medida fue anulada en 2009, pero el régimen comunista no ha tramitado su vuelta a la OEA, lo que le obligaría a suscribir la Carta Democrática del organismo

Compartir: