Procurador habla de salud y dice que Fiscal debe tener período de cuatro años

Tras presentar este martes los resultados de la investigación “Seguimiento a las finanzas del Sistema General de Seguridad Social en Salud”, realizada por el Centro de Proyectos para el Desarrollo de la Universidad Javeriana, la Procuraduría Delegada para Asuntos del Trabajo y la Seguridad Social y el Programa de Derechos Humanos de USAID, el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, invitó a la opinión pública y al Gobierno Nacional a reflexionar sobre los problemas de ineficiencia, corrupción y falta de control que han generado una grave problemática a un sistema que cuenta con suficientes bases económicas.

“Los recursos del sistema de la salud en Colombia ascienden aproximadamente a 40 billones de pesos. Son recursos superiores a los que gastan Japón, España e Inglaterra. Consideramos que son suficientes. Si se utilizaran bien tendríamos que tener uno de los mejores sistemas de salud del mundo”, manifestó.

Según el jefe del Ministerio Público, es necesario enmendar el esquema actual para garantizar a los colombianos un sistema de salud digno y eficiente.

“Existen fallas estructurales que está sufriendo el pueblo colombiano y menester es corregir prontamente esos yerros estructurales”, concluyó.

El jefe del Ministerio Público enfatizó que la Procuraduría General de la Nación, en ejercicio de su función preventiva, seguirá haciendo seguimientos, controles y evaluaciones de la gestión y a las políticas públicas en esta materia.

Periodo del nuevo fiscal y debate sobre la legalización de las drogas

En su intervención ante los medios de comunicación, el procurador general de la Nación manifestó su opinión sobre el periodo de gestión que debería tener el electo fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre.

“Con la fiscal anterior yo pensaba que era de un año. Con este fiscal yo pienso que debe ser de cuatro”.

También se pronunció sobre las propuestas de legalización de las drogas en nuestro país y en la región. Según el procurador general, “en este tema no se puede improvisar” y ya que se ha abierto un debate, debe darse desde el rigor informativo y científico, tomando como punto de partida los derechos prevalentes de la niñez, la juventud, la familia y el interés general.

“Creo que las afirmaciones que se hacen respecto al fracaso de la política restrictiva del consumo no se hacen con el suficiente rigor científico. Hay suficientes insumos, elementos informativos, experiencias que nos dicen lo contrario. Yo no estoy de acuerdo con la legalización”, dijo.

El procurador general anticipó que en próximos días, la Entidad presentará un informe sobre los siete mitos de la legalización de las drogas.

Compartir: