Colombia: bajo la lupa por DD.HH

Los casos colombianos conocidos como “falsos positivos” y la controversia por la reforma al “fuero militar”, están bajo la lupa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

A examen de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, llegaron en el ciclo semestral de sesiones ordinarias las denuncias por violaciones a los derechos fundamentales en Colombia.

La presentación de un caso, en el que fueron, torturados y asesinados 3 jóvenes en 1995, presuntamente a manos de la fuerza pública, sirvió para ilustrar la gravedad de una modalidad, que según los denunciantes, se convirtió en una conducta sistemática en el Departamento de Santander.

A pesar de los avances que la propia Comisión ha reconocido, la situación sigue siendo “muy preocupante” y “grave” en Antioquia, aseguró el secretario de Gobierno del departamento, Santiago Londoño, durante la audiencia que tuvo lugar en la sede de la OEA, en Washington.

Peor aún, es constatar, mediante las denuncias de la organización no gubernamental, Grupo Interdisciplinario por los Derechos Humanos,  que la vulnerabilidad de las poblaciones antioqueñas se repite a lo largo y ancho del territorio nacional, según la misma organización, porque el proceso de desmovilización de las autodefensas y “grupos paramilitares, fracasó”.

Entre otros casos, la Comisión escuchó las denuncias de vulnerabilidad de las mujeres en el marco del conflicto, la casos específicos de “falsos positivos”, que además de la gravedad en sí mismos, sirvieron a los denunciantes, el colectivo de abogados José Alvear Restrepo, para ilustrar lo que ellos describieron como una “conducta sistemática” que, en el caso presentado ante la Comisión en esta ocasión, describe lo ocurrido en el departamento de Santander.

La presentación de casos como el de la situación de derechos humanos en Antioquia y la de los “falsos positivos”, adquieren mayor relevancia en medio de la controversia nacional e internacional, que han desatado los proyectos presentados por el gobierno de Juan Manuel Santos para la reforma del fuero militar.

El Estado colombiano respondió una a una las denuncias de las víctimas.  Al mismo tiempo que hicieron énfasis en los avances que en materia de derechos humanos ha logrado el país y a medida que uno a uno, los funcionarios describieron la estrategia para superar los problemas que acarrea cambiar una historia que por décadas se ha incrustado en la sociedad colombiana, también reconocieron que aún son muchos los esfuerzos y el acompañamiento de la comunidad internacional que se requieren para satisfacer las demandas de todas las víctimas del conflicto.

Compartir: