Ultiman en Cuba detalles para recibimiento a Benedicto XVI

La Habana, 25 mar (PL) Tanto en Santiago de Cuba como en esta capital, autoridades gubernamentales y religiosas dan hoy los toques finales para la bienvenida al Papa Benedicto XVI, quien visitará la isla del 26 al 28 de marzo.

Los preparativos para las misas públicas, los recorridos y la agenda privada del Sumo Pontífice están en sintonía con la voluntad expresada por el Estado y la Iglesia católica de darle una cálida y masiva acogida.

En las plazas de la Revolución de Santiago y de La Habana -sedes de las homilías- se ultiman detalles para esas celebraciones, en las cuales se espera la participación de cientos de miles de cubanos.

Benedicto XVI llegará mañana por la oriental provincia, donde además de la misa, cumplirá un intenso programa, que incluye una visita al Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre.

El jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano será recibido el martes en esta capital por el presidente Raúl Castro, mientras el miércoles oficiará una misa en la Plaza de la Revolución José Martí, para posteriormente emprender el retorno a Roma.

Pancartas, carteles y banderas en calles, avenidas, instalaciones públicas, templos católicos y casas dan desde ya la bienvenida al Sumo Pontífice, quien llegará a la isla procedente de México, en su viaje apostólico número 23, el segundo a Latinoamérica después del realizado a Brasil en 2007.

Las dos salas de prensa habilitadas para cubrir la visita ya muestran cierto ajetreo, sobre todo la de Santiago de Cuba.

Este sábado, el arzobispo de Santiago de Cuba, monseñor Dionisio García, ofreció declaraciones a periodistas nacionales y extranjeros.

García destacó el trabajo coordinado Iglesia-Gobierno para garantizar el éxito de la estancia del Papa, cuya visita se enmarca en el Año Jubilar por los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, considerada aquí por los católicos la patrona de Cuba.

El también presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba reiteró su seguridad en que la acogida a Benedicto XVI estará a la altura de la hospitalidad y el calor humano del país caribeño.

Además García descartó que los puntos de vista del Papa afecten o repercutan de manera negativa en su visita a la isla.

La Santa Sede sabe cuáles son los presupuestos ideológicos del gobierno cubano, el que también sabe cuál es el pensamiento de la Iglesia, opinó.

Hace dos días, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, adelantó durante la inauguración simultánea de las salas de prensa de La Habana (Hotel Nacional) y Santiago de Cuba (Meliá Santiago) que el Sumo Pontífice será escuchado con profundo respeto y civismo.

Cuba está abierta al intercambio de ideas, apuntó.

De acuerdo con Rodríguez, Benedicto XVI encontrará en Cuba un pueblo instruido y patriótico, orgulloso de su historia y tradiciones, así como capaz de resistir más de medio siglo de bloqueo procedente del exterior (Estados Unidos).

Compartir: