Lluvia empaña el desfile inaugural del FITB a pesar de los chamanes

Bogotá. 23 de marzo de 2012. RAM_ La lluvia empañó el desfile inaugural del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá (FITB), que había contratado a una treintena de chamanes, que encabezaban la marcha, y tenían como objetivo evitar el aguacero.
Pese al aguacero, miles de bogotanos, acostumbrados a la lluvia que suele hacer presencia en la capital colombiana, se reunieron en la céntrica Carrera Séptima de la ciudad para presenciar la marcha de cientos de artistas que participarán en el Festival durante sus dos semanas de programación.
Bandas, equilibristas, payasos y carrozas llenaron de máscaras, bailes, música y mucho color las calles del centro de Bogotá, en un desfile que comenzó en La Plazoleta de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y terminó su recorrido en la Plaza de Bolívar, con una actuación musical en homenaje al fallecido músico Lucho Bermúdez.
La lluvia se erigió como principal protagonista del desfile al hacer presencia durante la mayor parte del recorrido, pese a la gran cantidad de líderes espirituales de distintas etnias y comunidades campesinas que participaron en el evento.
Los rituales, danzas y oraciones de la treintena de chamanes que encabezaban el desfile inaugural del FITB no lograron evitar el chaparrón que cayó hoy sobre Bogotá, aumentando así la polémica que últimamente envuelve el papel de estos personajes en actos públicos.
El de los chamanes se convirtió en asunto nacional hace unos meses al conocerse que la organización del Mundial Sub 20 de fútbol había contratado los servicios de uno de ellos para la ceremonia de clausura en Barranquilla.
Ese evento corrió a cargo del FITB, cuya directora, Ana Martha de Pizarro, reconoció que era una práctica habitual en los actos al aire libre organizados por el Festival.
Como es costumbre en el FITB, un sinfín de nombres propios del teatro internacional desfilarán por sus más de 20 salas y otros escenarios, que también incluyen el espacio urbano, para que 14 compañías de teatro tomen Bogotá.
En esta edición, destacan entre los participantes el actor estadounidense Tim Robbins, la actriz serbia Mirjana Karanovic, la bailaora española Cecilia Gómez y su compatriota, el actor Juan Echanove, quienes formarán parte de las 105 obras que representarán más de 60 compañías internacionales.
La XIII versión del Festival pondrá la mirada sobre Europa Oriental y en concreto en Rumanía, como país invitado de honor.
Bogotá se convirtió en una vitrina cultural y creativa gracias a la presentación del Festival de teatro más grande del mundo.
Pese a la contratación de 30 abuelos chamanes de etnias indígenas como Bacatá, Tunja y Vaupés, la décimo tercera edición del mayor evento teatral de Colombia estuvo acompañada por un fuerte aguacero, que no opacó la alegría y el colorido de más de 2 mil 500 artistas que se concentraron en la emblemática Plaza de Bolívar de Bogotá.
30 chamanes de diferentes etnias del país hicieron un ritual durante el desfile de inauguración del XIII Festival Iberoamericano de Teatro que se realiza en Bogotá. Sin embargo, la lluvia estuvo presente durante el recorrido.
Los chamanes fueron contratados para alejar la lluvia en dicho espectáculo que cuenta con más de 2 mil artistas, los cuales hacen un recorrido desde la plazoleta de la Universidad Tadeo Lozano hasta la Plaza de Bolívar, donde se presentará Totó la Momposina y Casablanca Big Band en un concierto de homenaje al maestro Lucho Bermúdez.
“Estos 30 chamanes estarán acompañándonos en el desfile inaugural, esperamos que el clima vaya mejorando. Ellos van a hacer un ritual especial en la Plaza de Bolívar porque queremos un clima agradable y soleado que nos invite a vivir el carnaval de la ciudad”, dijo Ana Marta de Pizarro, directora del Festival, antes de iniciar el evento.
La directora, Ana Martha de Pizarro, encabezó la fiesta acompañada de 30 líderes espirituales de varias comunidades indígenas como Taitas, Chamanes y abuelos del Vaupés, de las etnias muiscas de Bacatá y de los Chibchas, quienes fueron los encargados de darle la mejor energía para que comience la gran fiesta de las mil caras.
Una bandera tricolor de siete cuadras de largo fue extendida por la Carrera Séptima al comienzo del desfile. Detrás de esto caminaban coloridos grupos de danza como los integrantes del carnaval de Negros y Blancos, marimondas y cientos de personas con coloridos trajes.
El recorrido culminó en la Plaza de Bolívar, donde desde la tarde de este sábado se realiza el gran concierto en la Plaza de Bolívar con Totó la Momposina y la Casa Blanca Big Band, que le rinden un homenaje al compositor e intérprete colombiano Lucho Bermúdez, en los 100 años de su natalicio en Carmen de Bolívar. Estos dos certámenes, por obvias razones son gratuitos.
El desfile comenzó a la 3 de la tarde en la Plazoleta de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y bajó por la Carrera Séptima hasta finalmente llegar a la Plaza de Bolívar para comenzar el gran concierto.
Otra historia será la del Gran Salón de Corferias, sede de Ciudad Teatro, desde las 8:30 de la noche la cantante española Bebe se presenta por primera vez en Colombia, la encargada de abrir el espectáculo será la paisa nacida en Medellín, Angélika, (nombre artístico con k), quién aprovechará la oportunidad para presentar su ritmo “Caramelo Funk”, con el que ya comienza a posicionar temas como “Canción de la Gata” y “Mover la Tierra”.

Compartir: