Farc pide «descriminalizar» cultivo de coca y consumo de psicoactivos en Colombia

Compartir:

«Desmilitarización de la política anti-drogas, no intervencionismo imperialista y descriminalización de los pobres del campo» que cultivan coca, propuso el delegado de la guerrilla Pablo Catatumbo, en un breve comunicado leído a la prensa.

Antes de comenzar la jornada de pláticas con los representantes oficiales, en el Palacio de las Convenciones de La Habana, Catatumbo lanzó «10 propuestas mínimas» para abordar el tercer tema -drogas ílicitas- que ocupa a ambas delegaciones de las pláticas de paz que sostienen desde hace un año en la capital cubana.

Entre las iniciativas está «desmilitarización de la política anti-drogas, no tratamiento del consumo de drogas sicoactivas como problema de salud pública y descriminalización de los consumidores».

El tema de las drogas ocupa a ambas delegaciones desde el jueves pasado, y aunque la delegación oficial se abstuvo de hacer declaraciones desde entonces, su jefe, el exvicepresidente Humberto de la Calle, se pronunció en Bogotá, antes de viajar a La Habana, por la erradicación del cultivo de la coca.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, se propusieron también por la «suspensión inmediata de las aspersiones aéreas con glifosato y reparación integral de sus víctimas».

Igualmente una «política anti-drogas centrada en la persecución a los capitales involucrados en el proceso económico del narcotráfico», dijeron.

Las drogas ilícitas es el tercer tema de la agenda consensuada, tras llegar a acuerdos sobre el problema agrario y la participación política.

Quedan pendientes la reparación a las víctimas del conflicto armado y el abandono de las armas por parte de las Farc. Además, se deberá definir un mecanismo para refrendar los acuerdos.

Las siguientes son las propuestas:

1. Política anti-drogas integral, soberana, democrática y participativa, orientada a los pobres del campo y a los consumidores.

2. Condiciones estructurales para la superación de los usos ilícitos de los cultivos de coca, marihuana y amapola.

3. Reconocimiento y estímulo a los usos alimenticios, medicinales, terapéuticos, artesanales, industriales y culturales de los cultivos de hoja de coca, marihuana y amapola.

4. Sustitución de los usos ilícitos de los cultivos de coca marihuana y amapola y programas de desarrollo alternativo.

5. Suspensión inmediata de las aspersiones aéreas con glifosato y reparación integral de sus víctimas.

6. Desmilitarización de la política anti-drogas, no intervencionismo imperialista y descriminalización de los pobres del campo.

7. Tratamiento del consumo de drogas sicoactivas como problema de salud pública y descriminalización de los consumidores.

8. Política anti-drogas centrada en el desmonte de estructuras narco-paramilitares, criminales y mafiosas entronizadas en el Estado.

9. Política anti-drogas centrada en la persecución a los capitales involucrados en el proceso económico del narcotráfico.

10. Responsabilidad de los Estados del capitalismo central, compromisos regionales y requerimientos para la implementación de una política antidrogas de carácter global.

Compartir: