Los amores entre Santos y los liberales

Compartir:

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, y el jefe del liberalismo Simón Gaviria ratificaron la intención de ambos de trabajar por «el bien del país». De las intervenciones se recoge el apoyo de Santos a las ideas liberales y el apoyo de la colectividad a la gestión del Gobierno.

«Vengo del Partido Liberal, mi forma de pensar viene de allí, lo dije en el bastión de las ideas liberales: la Universidad Libre. Puedo pertenecer a otro partido pero en mi cabeza están las ideas liberales y esas ideas que tenemos los liberales se quedan. A mí por eso me queda tan fácil esta relación», dijo el presidente de la República, Juan Manuel Santos, durante su intervención en el encuentro de la colectividad roja.

Así, ratificó el presidente a los Liberales su compromiso con el partido. La gran conclusión de la VI Convención Nacional Liberal fue el irrestricto apoyo a la campaña de reelección de Juan Manuel Santos.

Según el mandatario, los liberales han sido sinceros y contundentes con la gestión de su gobierno y exaltó que muchísimas de las leyes impulsadas, que se han convertido en bandera de su gestión, han sido impulsadas por dicha colectividad.

«Para mí ha sido un privilegio haber gobernado con ideales liberales y espero que se mantengan a través de los próximos tiempos que se mantenga por siglos», puntualizó Santos.

De igual forma, dijo que el proceso de paz es necesario para poder adelantar las ideas liberales en materia social y en materia de libertades individuales, el mandatario dijo frente al proceso, que no se puede ser demasiado optimista con los diálogos y confesó: «hoy estoy más optimista de lo que estaba hace un año».

Y agregó que la mayoría de logros de su gobierno se han dado gracias a los liberales que los apoyan.

Pero los elogios y las exaltaciones no solo fueron del presidente a la colectividad, el jefe único de los liberales Simón Gaviria dijo que es necesario en este momento un aliado que defienda las causas del partido «un hombre con la integridad moral para que de una vez por todas se cierre el ciclo de violencia, y se construya una nueva Colombia. En estos últimos cuatro años hemos visto un cambio de gobierno frente al anterior. Un gobierno de talante y ancestro liberal. Respetuoso de las ideas ajenas, preocupado por la igualdad, con un tono conciliador, y un ímpetu reformador. Alguien que nos une, no que nos divide. Un líder que tiene claro dónde estamos y hacia qué puerto nos dirigimos».

Gaviria le dio la bienvenida a la casa liberal a Santos le dijo que es en la colectividad donde están sus auténticos amigos, «los de siempre».

Según el jefe único de la colectividad roja el Partido lo quiere apoyar sin ambigüedades y en todos los momentos de este gobierno y «del que viene».

El jefe del liberalismo, quien también ostenta una curul en la Cámara de Representantes, defendió el proceso de paz y les envió un mensaje a los llamados enemigos de la paz. «A los que se opusieron a ley de víctimas y ahora recogen esas banderas para oponerse a la paz. A los factores de poder que se lucran del conflicto. A los que por razones políticas quieren ponerle zancadilla al proceso».

Y agregó que quienes le apuestan a que el liberalismo no tiene la fuerza de convocatoria. «A ellos se les olvida que somos herederos de una tradición popular, que aquí sigue vivo Uribe, Gaitán, López, y Galán. A todos ellos les quiero decir, como dice nuestro amigo Horacio Serpa: Mamola, Mamola, Mamola».

Tanto Santos como Gaviria finalizaron sus intervenciones con un sonoro «que viva el partido liberal».

Colprensa

Compartir: