Una agrupación ligada a Al-Qaeda se atribuyó la masacre de Toulouse

Los Soldados del Califato reivindicaron la matanza cometida por el francés Mohamed Merah. Celebraron haber «llenado de miedo los corazones de los enemigos de Dios»

En un comunicado difundido en Internet, la célula instó al Gobierno de Nicolas Sarkozy a que «revise sus políticas hacia los musulmanes». «Uno de los caballeros del Islam, nuestro hermano Yusuf al Faransi (como identifican a Mohamed Merah), lanzó una operación que sacudió los pilares del sionismo y los cruzados en todo el mundo«, dice la nota.

El grupo Yund al Jilafa (en árabe) exige a Francia que abandone «su tendencia hostil contra la Sharía (ley islámica), porque esa posición sólo van a traer destrucción y aflicción».

«Anunciamos nuestra responsabilidad en esas operaciones benditas y decimos que los crímenes que comete Israel contra nuestra gente en el territorio de Palestina, sobre todo en Gaza, van a tener castigo», agrega el documento.

En este sentido, amenazan con que los muyahidin van a vengar «cualquier gota de sangre que se derrama injustamente en Palestina, Afganistán y en todos los países de los musulmanes».

Mohamed Merah, el asesino confeso de Toulouse y Montauban, dijo actuar en solitario pero en nombre de Al-Qaeda. Fue abatido este jueves de un tiro en la cabeza en una operación de asalto de las fuerzas de élite de la Policía francesa.

 

Compartir: