Nicaragua dice que ayuda militar de Rusia y EE.UU. es para combatir el narcotráfico en el Caribe

Compartir:

El inspector general del Ejército de Nicaragua, general de brigada Adolfo Zepeda, afirmó que la naval nicaragüense, con EE.UU. y Rusia por separado, han realizado operaciones antinarcóticos en los espacios marítimos delimitados por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con Colombia en el Caribe.

«Nosotros tenemos acuerdo de cooperación para evitar el tráfico de ilícitos en el mar Caribe con los Estados Unidos y también coopera con nosotros el Servicio de Control de Drogas de la Federación de Rusia», aseguró el jefe militar nicaragüense.

Argumentó que, «como país soberano no tenemos que pedir permiso ni complacencia a ningún país para firmar esos convenios con los países que creamos convenientes y que, además, ellos quieran cooperar con nosotros en ese trabajo».

El Parlamento de Nicaragua autorizó el 29 de noviembre del año pasado el ingreso de tropas, naves y aeronaves militares de Estados Unidos con el fin de realizar operaciones antinarcóticos conjuntas, particularmente «en los espacios marítimos delimitados» por la CIJ con Colombia en el mar Caribe.

El 19 de noviembre de 2012, la CIJ definió los límites en el Caribe entre Colombia y Nicaragua y dejó bajo soberanía colombiana siete cayos del archipiélago de San Andrés, cuyas islas mayores ya se habían concedido a Bogotá en 2007.

También otorgó a Nicaragua una franja marina en esa zona que Colombia calcula en unos 75.000 kilómetros cuadrados y el país centroamericano en más de 90.000 kilómetros cuadrados.

Mientras en abril pasado, la Fuerza Naval y el Servicio de Control de Drogas de la Federación Rusa se incautaron 100 paquetes de cocaína a 30 millas náuticas del cayo Quitasueño, en aguas del mar Caribe.

Nicaragua y Rusia tienen un convenio de lucha contra el narcotráfico y el 22 de marzo pasado el zar antidrogas ruso, Víctor Ivanov, colocó al sur de las afueras de Managua la primera piedra para la construcción de un centro de entrenamiento de lucha antidrogas que preparará a agentes operativos para toda América Central.

Según el jefe militar, la zona Caribe de Nicaragua es ocupada como corredor natural por el narcotráfico porque se encuentra entre Colombia y Estados Unidos, países utilizados para producción y comercio de droga.

Advirtió que si dejan penetrar al narcotráfico en esas aguas, sería «la peor amenaza que estaríamos permitiendo».

Zepeda dijo que pueden operar solos, aunque reconoció que Nicaragua no tiene «toda la capacidad para poderla enfrentar», porque el narcotráfico y el crimen organizado «son enemigos muy poderosos», incluso para las potencias.

«Tenemos que acudir a nuestros amigos para poderla evitar», agregó, en alusión a Estados Unidos y Rusia.

Asimismo, el jefe militar explicó que Nicaragua no tiene «ningún conflicto bélico» con Colombia y cuando sus medios navales encuentran embarcaciones colombianas en esas aguas del Caribe «tenemos algunas veces conversaciones amables, donde les advertimos que esas zonas son nicaragüenses y que se retiren».

Aseguró que las autoridades militares de ambos países se comunican «permanentemente» y tienen «buena comunicación», incluso «se habla a niveles superiores».

«La comunicación es fluida. Así que no hay ahorita ninguna situación de conflicto o enfrentamiento bélico con aquel país», insistió.

EFE

Compartir: