Gobierno afirma que nuevas curules en el congreso no serán para las Farc

Compartir:

El gobierno nacional negó haber acordado la creación de nuevas curules en el Congreso de la República para las Farc, en el marco del punto de la participación política suscrito la semana pasada en La Habana, Cuba.
El jefe del equipo negociador del gobierno, Humberto de la Calle Lombana, refutó las versiones que circularon en el país tras el acuerdo en Cuba en el que se se incluyó la creación de circunscripciones especiales para la Cámara de Representantes.
“Algunos dijeron que son circunscripciones para las Farc. Falso”, señaló De la Calle, quien agregó: “No se trata de mecanismos para fomentar la representación del movimiento que surja de las Farc”.
Explicó que lo acordado significa básicamente que representantes de movimientos políticos, populares y sociales surgidos del eventual acuerdo de paz tendrán una representación “transitoria” en la Cámara de Representantes.
En este orden de ideas, subrayó que “todos los habitantes pueden aspirar a ejercer esa representación a nombre de movimientos u organizaciones de víctimas, campesinos, mujeres y sectores sociales… eso sí, diferentes a los partidos ordinarios”.
“Esta es una idea estratégica cuyo objetivo es la integración de territorios marginados y la reparación de ciudadanos excluidos por la fuerza del conflicto”, puntualizó el funcionario,quien no especificó cuantas curules se agregarían a la Cámara con este objetivo.
La Cámara de Representantes está integrada actualmente por 166 miembros elegidos por cuatro años a nombre de sus respectivos departamentos, que son 32 en el país.
En la conformación actual, en la Cámara hay 5 escaños especiales para la población indígena.
Tras el acuerdo suscrito la semana pasada, las negociaciones entre el gobierno y las Farc en Cuba entraron en un receso que se prolongará hasta el próximo lunes 18 de noviembre, cuando abordarán el tercer punto de la agenda, relacionado con la lucha contra las drogas ilegales.
EL ACUERDO EN CUBA
En el comunicado conjunto emitido en La Habana, tras el acuerdo sobre el tema de la participación política, en el que se incluye la creación de las nuevas curules, se hicieron las siguientes precisiones:
En el sub punto de promoción del pluralismo político, se acordó que en el marco del fin del conflicto y con el objetivo de consolidar la paz, se harán cambios institucionales para facilitar la constitución de partidos políticos y el tránsito de organizaciones y movimientos sociales con vocación política para su constitución como partidos o movimiento políticos.
En el caso de nuevos movimientos, se acordaron unas condiciones especiales, en una fase de transición, para dar apoyos especiales a los nuevos movimientos y partidos políticos y de esa manera asegurar el necesario pluralismo político en la construcción de la paz.
Se acordaron, dentro del marco de fortalecimiento de la democracia y el pluralismo político, medidas para asegurar la transparencia en los procesos electorales en especial en las zonas de mayor riesgo de fraude y la promoción de la participación electoral de los ciudadanos, principalmente los que habitan en las regiones de más difícil acceso.
Adicionalmente, tras la firma del Acuerdo Final, se pondrá en marcha una Misión de Expertos para hacer una revisión integral de la organización y el régimen electoral y, sobre la base de las mejores prácticas nacionales e internacionales, presentar recomendaciones para hacer los ajustes normativos e institucionales correspondientes.
Se acordó la creación de Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz para promover la integración territorial y la inclusión política de zonas especialmente afectadas por el conflicto y el abandono, de manera que durante un periodo de transición estas poblaciones tengan una representación especial de sus intereses en la Cámara de Representantes, sin perjuicio de su participación en las elecciones ordinarias.
Estas circunscripciones transitorias serian adicionales a las circunscripciones ordinarias existentes. Contarían con las garantías de acompañamiento para asegurar la transparencia del proceso electoral y la libertad del voto de los electores. Esta se pondrá en marcha en el marco del fin del conflicto, en democracia y luego de la firma del Acuerdo Final.
Se acordó un sistema integral de seguridad para el ejercicio de la política. Dicho sistema se concibe en un marco de garantías de derechos, deberes y libertades, y busca asegurar la protección de quienes ejercen la política sobre la base el respeto por la vida y la libertad de pensamiento y de opinión, para así fortalecer y profundizar la democracia y contribuir a crear un clima de convivencia y tolerancia, y de manera especial del nuevo movimiento que surja de las FARC – EP a la actividad política legal.
Las condiciones particulares para el nuevo movimiento que surja del tránsito de las FARC-EP a la activad política legal, serán discutidas en el marco del punto 3 de la Agenda”.
En una declaración adicional que emitió Humberto de la Calle Lombana también se refirió al tema de las circunscripciones electorales acordadas con las Farc y dijo que “éstas encuentran todo su sentido en el escenario del fin del conflicto y deben ayudarnos a aclimatar la paz en aquellos territorios que más han sufrido la violencia”.
Además hizo las siguientes precisiones:
“Se trata de avivar la voz y las posibilidades de expresión democrática y pacífica de los ciudadanos de estas regiones, mediante el aumento transitorio de su representación en la Cámara de Representantes. Serían a la manera de círculos electorales dentro de los departamentos en las zonas más afectadas.
Están concebidas para que ejerzan su libertad de elegir y ser elegidos, para que puedan expresarse sin la intimidación de la violencia sin que esto además disminuya la representación habitual de los departamentos.
Esta medida se complementa con lo acordado en el punto uno sobre desarrollo agrario integral, en la medida en que ambas pretenden integrar las zonas más afectadas por el conflicto, lo que constituye uno de los objetivos centrales de este proceso”, puntualizó.
Finalmente, De la Calle Lombana advirtió que “lo convenido se aplicará si y solo si pactamos un acuerdo de fin del conflicto que incluya la dejación de armas, la desmovilización y la reincorporación a la vida civil de este grupo guerrillero. Sólo se aplicará si logramos un acuerdo sobre los seis puntos de la Agenda en discusión”

Compartir: