Gremios piden que Reforma a la Salud sea archivada

Compartir:

Los movimientos de protesta generalizados en contra del proyecto de ley ordinaria señalaron que la iniciativa de Reforma a la Salud que transita en Congreso debe archivarse por estar en contra de los intereses de los ciudadanos.

Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, directora Ejecutiva de la Asociación Colombiana de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos, ACESI, advirtió que “los 165 Representantes a la Cámara tienen la enorme responsabilidad de corregir los errores registrados en el Senado, en donde se aprobó en las dos primeras vueltas una potencial ley que claramente niega toda lógica a un derecho fundamental”.

Agregó que “Infortunadamente no queda ninguna otra alternativa sino el archivo del proyecto de ley ordinaria de salud, porque al analizarlo con detalle no hay como subsanar los problemas estructurales que los senadores dejaron pasar”.
La líder gremial señaló que se está preparando un documento general firmado por todas las asociaciones que representan al grueso de actores del sector, en el que se solicita tal decisión y se propone una gran mesa en el que se concilie con la sociedad civil una reforma de verdad.

“Nuestro discurso siempre ha sido respetuoso y con mucha altura sin ningún tinte político, pero lo que está pasando con la salud de 47 millones de colombianos sin duda debe tener consecuencias, toda vez que son precisamente los congresistas los que con valor patriótico salven al sector de la hecatombe o por el contrario, lo empujen al abismo”, aseguró.

La Directora de Acesi explicó que el proyecto no sólo modifica las reglas del juego, sino que las empeora en contra de los usuarios, los que sin duda alguna se verán perjudicados con un servicio aún más perverso que el actual, toda vez que se retrocede en la Atención Primaria en Salud y en las Redes Integradas de Servicios.

De ratificarse lo aprobado por el Senado, la nueva ley le quitará a los entes territoriales toda posibilidad de gestión, a pesar de ser los responsables de la salud en las regiones, porque las áreas de gestión sanitaria se encargarán de planear, ejecutar, vigilar y direccionar todo, lo que quitará la autonomía a los Gobernadores y Alcaldes.

El usuario tendrá mayores barreras de acceso, porque el proyecto elimina los niveles de atención y complejidad. Además la integración vertical permitida ahora en la atención primaria, seguirá fomentará los problemas de atención en los servicios de urgencias y consulta externa. “Y como si fuera poco, el proyecto asigna al Ministerio de Salud la reglamentación de copagos y cuotas moderadoras para el régimen contributivo en casos de patologías de alto costo, acorde a la capacidad de pago del paciente y elimina la obligatoriedad de atención del usuario en el municipio de residencia.

Estas murallas complicarán aún más el acceso al servicio para los ciudadanos”, puntualizó.

Compartir: