Carta de Pacific le pide a Ecopetrol mantener campo Rubiales

Compartir:

Faltando dos años y medio para el vencimiento del contrato petrolero más importante del país en el Campo Rubiales (Meta), Pacific, la multinacional que lo explota, comenzó a solicitar a Ecopetrol para que se lo prorrogue, según se desprende de una carta que conoció RCN La Radio.

En junio de 2016, cuando expire el acuerdo, la multinacional de origen canadiense debería devolverle el pozo a Ecopetrol, pero desde ya ha desplegado una estrategia para seguir sacando los 210 mil barriles que produce el campo, considerado como «la joya de la corona», en materia de reservas petroleras.

El argumento que esgrimen las directivas de Pacific Rubiales es que «al país le conviene» que esta empresa continúe en posesión del yacimiento, en asocio con Ecopetrol, para garantizar la extracción del crudo pesado y pide una rápida negociación.

La petición está expresa en una carta enviada por el presidente de la compañía Ronald Pantin, al presidente de la petrolera Colombiana Ecopetrol y que divulgó la agencia de noticias económicas Primerapágina.com.

RCN la Radio conoció que el Ministerio de Minas y Energía en los últimos meses viene examinando el comportamiento del campo Rubiales para determinar si el yacimiento entrará pronto o no en una fase de declinación, como lo pronostica la multinacional.

Con base en ese estudio, determinará la conveniencia de prorrogar el contrato o hacer efectiva la terminación como está establecido.

La carta, enviada en marzo de este año por Pacific a Ecopetrol es la siguiente:

Señores
Presidente y demás miembros de la Junta Directiva Ecopetrol S. A.
Attn.: Doctor Javier G. Gutiérrez P.
Bogotá D. C.
REF.: PRE-CEO 0003-13
Contratos de Asociación Pirirí y Rubiales

Estimados señores:

Como es de su conocimiento, en el mes de Junio de 2016 vencerá el término inicial de duración de los Contratos de Asociación Pirirí y Rubiales. Habida cuenta de dicho vencimiento, así como de las consideraciones que más adelante se expresan, muy respetuosamente me permito solicitar a Ecopetrol la extensión de los mismos, o la celebración de un nuevo acuerdo de producción incremental, Factor R o de similar naturaleza, que permita a PACIFIC RUBIALES continuar contribuyendo con la explotación de dichos campos.

Los dos Contratos de Asociación mencionados producen hoy en día cerca de 210.000 barriles diarios de crudo pesado. Ese ha sido el resultado de más de 6 años de trabajos serios y profesionales que permitieron llevar los campos de una pequeña producción de 17.000 barriles diarios en el año 2007, a los volúmenes de hoy. Sin embargo, como ECOPETROL bien sabe, esos niveles de producción no podrán mantenerse y, por el contrario, empezarán a declinar rápidamente en la medida en que la proporción de agua producida crezca y se haga más difícil y menos viable la explotación de los campos.

PACIFIC RUBIALES ha demostrado, sin duda alguna, que ha sido un asociado serio, dinámico, constructivo, cumplidor de sus obligaciones, y un operador exitoso y responsable. De igual manera, a ECOPETROL consta que PACÍFIC RUBIALES ha estado a la vanguardia en el desarrollo y aplicación de tecnologías para la explotación de crudos pesados. Es así como esta empresa desarrolló y es propietaria de la tecnología STAR, cuyas pruebas piloto en el campo Quifa están demostrando ser las más eficaces y seguras para mantener o elevar la producción de yacimientos de crudos pesados-, para incrementar el factor de recobro y para lograr la recuperación de reservas que de otra manera simplemente se perderían.

Estamos convencidos que si se inicia rápidamente la aplicación de la Tecnología STAR en Rubiales y Pirirí, no sólo se detendría la inminente declinación que se va a presentar en la producción de dichos campos sino, además, se incrementarían sustancialmente la producción y las reservas por aumentó del factor de recobro. Por el contrario, estamos seguros que si se difiere la aplicación de la tecnología STAR, o se espera hasta el vencimiento de los contratos para aplicar – unos años después – alguna otra tecnología, no sería posible mantener o recuperar niveles de producción, y se perderían importantísimas reservas de crudo para el país. Ése solo hecho, a nuestro juicio, justifica con creces la extensión y/o la contratación solicitada, la que redundaría en un gran beneficio para el país, para ECOPETROL y para esta empresa.

Además de lo anterior, a nadie escapa la importancia de la presencia ce PACIFIC RUBIALES en el área de los contratos de asociación. Consciente de sus responsabilidades, empresas filiales de PACIFIC RUBIALES han conseguido asegurar la disponibilidad a costos razonables de la energía necesaria para la producción de crudo y la satisfacción de otras necesidades en la zona; y han logrado también desarrollar vehículos para la recepción de enormes cantidades de agua en condiciones económicas, permitiendo no sólo evitar problemas ambientales de vertimientos, sino también beneficiar el desarrollo social y agrícola de la región.

Todo lo anterior apunta a que lo más conveniente para el país, para el Estado colombiano, para ECOPETROL, para sus accionistas y para PACIFIC RUBIALES, sea proceder a extender los Contratos de Asociación Pirirí y Rubiales o a suscribir un convenio de producción incremental, factor R o alguno de naturaleza similar, que permita a PACIFIC RUBIALES continuar con la operación de tales campos. Creemos que nuestra empresa es la socia ideal para tal proyecto, no sólo por su experiencia y por los éxitos que ha demostrado la tecnología STAR, sino por la presencia que ella o sus filiales tienen en la zona, que aseguraría la continuación fluida de las actividades en condiciones razonables.

PACIFIC RUBIALES es consciente que cualquier acuerdo al que se llegue debe llevar a un mayor beneficio para ECOPETROL y para el Estado colombiano. En esas condiciones, PACIFIC RUBIALES está dispuesta a encontrar un modelo de negocio que satisfaga esos requisitos, dentro del marco de los esquemas propuestos. Creemos importante llegar a acuerdos a la mayor brevedad, pues estamos convencidos que si no se inicia muy rápidamente la recuperación de la producción de los campos Pirirí y Rubiales con la tecnología SATR, o si se espera hasta después de 2016 para tratar de aplicar cualquier otra solución, el país en general y ECOPETROL y sus accionistas en particular, se verán perjudicados por la pérdida de producción y en la capacidad de recobro de los yacimientos que allí se encuentran.

Agradecernos de antemano su atención a nuestra propuesta y sugerirnos organizar una reunión a su más pronta conveniencia para discutir este tema.

RONALD PANTIN
CEO

Compartir: