Ningún expresidente puede decir que no intentó lograr la paz: Felipe González

Compartir:

En la inauguración del Curso de Excelencia Internacional: Colombia pedagogía de la paz y gestión del Conflicto, hablaron los expresidentes: del Gobierno Español, Felipe González y del gobierno colombiano, Ernesto Samper, en donde coincidieron en que este proceso de paz con las Farc tiene mucho elementos que lo podrían llevar a ser exitoso.

Según el exmandatario español ningún expresidente colombiano puede decir que no intentó lograr la paz en el país, y aseguró que el enfrentamiento entre el expresidente Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos le duele, porque todo proceso de paz requiere consenso.

“Qué pasa entre los expresidentes, a los que tengo el gusto de conocer, a mí me duele. Porque al final un proceso de negociación de conflicto y de postconflicto es un proceso que requiere consenso y me duele que un expresidente salga a decir lo que debe decir el uno u el otro”, dijo el exmandatario.

De igual manera, sostuvo que en este proceso hay un aporte del Gobierno anterior pues fue él quien permitió la legitimidad del Estado en algunos territorios.

Definió el proceso colombiano como innovador frente a otros que se han adelantado en el mundo, “en este proceso no se está discutiendo cómo se distribuirá el poder entre quienes tienen las armas y quienes tienen los votos. El poder lo van a distribuir los Colombianos a través de las urnas y el que quiera participar tendrá que abandonar las botas para llegar a los votos”.

Según el español, esta es la mejor oportunidad que ha tenido Colombia para conseguir la paz, “es la que más claramente se ha planteado y la institucionalidad tiene claro que puede vencer en el caso de que estuviera obligada a hacerlo y creo que la contraparte también tiene claro eso”.

El exmandatario aseguró que haber llegado a la mesa con los puntos de acuerdo claros “es un factor muy importante, además de no esperar resultados para hacer una ley de víctimas e ir restaurando tierras. Creo que va a haber fallos pero que la gestión ofrece muchas más oportunidades de éxito que los intentos anteriores”.

González agrega que en Colombia el mismo porcentaje que tiene el deseo y la esperanza de paz es el mismo que puede ser vencido por la desconfianza por eso pidió a los políticos colombianos que hagan lo posible para que esta oportunidad de llegar al fin del conflicto no sea desaprovechada.

Según el expresidente hay mucha confianza en el exterior acerca de las capacidades que tiene Colombia por eso “hay que buscar la manera de contagiar de optimismo a la población”.

De igual manera, se refirió al papel que debe jugar la Corte Penal Internacional en el proceso colombiano, “si hay un pronunciamiento sobre algo tan complejo como la esencia del acuerdo de paz y lo que puede ser la justicia transicional esta sería una innovación en la historia de la corte porque nunca habrá estado sometida a un desafío tan importante para qué la aplicación de la justicia acompañe al acuerdo de paz y no lo contradiga y lo haga imposible”.

Para el exmandatario no habría ninguna contradicción en que un proceso de elección se adelante en medio de los diálogos pues, “sería un disparate hasta no haya un acuerdo de paz no se convoquen elecciones”.

Compartir: