Al menos 11 militares muertos en ataque de las FARC

Al menos 11 militares murieron el sábado en un ataque atribuido a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el municipio de Arauquita en Arauca, en la frontera con Venezuela, en uno de los mayores golpes de los rebeldes a unidades del ejército en lo que va del 2012.

Los militares, que patrullaban la zona, cayeron bajo un «ataque indiscriminado por parte de la compañía Drigelio Almarales del décimo frente de las FARC», dijo el ejército en un comunicado en su página de internet.

Otros dos militares resultaron heridos en el ataque y fueron llevados a un hospital de la zona, agregó el ejército, que no ofreció otros detalles.

Entre las víctimas están un suboficial y 10 soldados, según el reporte oficial.

El general Jaime Reyes, comandante de la Brigada XVIII con jurisdicción en la zona de Arauca, no atendió llamadas a su celular para comentar el caso.

El ataque en Arauquita fue el más grave desde que en octubre pasado 20 militares murieron en dos ataques también atribuidos a las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En una de esas incursiones murieron 10 militares al ser atacados en la zona de Tame, también en Arauca.

Dos días antes de los sucesos de Tame, una patrulla del ejército fue atacada con morteros en una zona rural del municipio de Tumaco, en el departamento de Nariño y a unos 620 kilómetros al suroeste de Bogotá.

En Tumaco murieron 10 militares y otros seis resultaron heridos.

El comando de las fuerzas militares admitió que en el ataque de Nariño hubo «errores tácticos», aunque no ha aclarado que tipo de fallas.

Aquella jornada de fines del 2011 fue una de las más violentas desde que en septiembre de 2010 al menos 14 policías que iban en un convoy de cinco vehículos fueron atacados por presuntos miembros de las FARC en una zona del departamento de Caquetá, al sur colombiano, donde hicieron detonar cargas de dinamita al paso de los camiones de los uniformados.

Compartir: