Con una ‘desnudatón’ en las calles, universitarios exigen inversiones para educación superior

Compartir:

Unos 3.000 estudiantes, algunos de ellos desnudos, marcharon este miércoles por el centro de Bogotá y otras ciudades del país para pedir al gobierno un aumento del presupuesto para la educación superior y menores tasas para los préstamos estudiantiles.

La convocatoria de la Mesa Amplia Nacional de Estudiantes (MANE) llamaba a los jóvenes a que participan en un «desnudatón», pero el frío y la lluvia disminuyeron la adhesión a esta forma de protesta.

Sin embargo, una decena de jóvenes se desnudaron completamente en la Plaza de Bolívar, plaza mayor de la ciudad, y otros marcharon con el torso al aire, con consignas pintadas.

José, un estudiante de Ciencias Políticas de 22 años, explicó que el modelo actual tiende a aumentar el costo de la universidad para los alumnos y que la demanda es que el Estado pague una deuda de 11 billones de pesos colombianos (532 millones de dólares) que le debe a las universidades públicas.

El estudiante dijo que existe un 34% de mora en los préstamos y que «500.000 personas ni siquiera saben a cuánto asciende su deuda».

Además el manifestante señaló que si bien el pago del crédito se hace una vez finalizados los estudios, «te cobran todos los intereses que no cobraron antes».

En Colombia funcionan 32 universidades públicas, que pagan matrícula según el estrato económico de las familias.

Para los estudios superiores, tanto en las universidades públicas como en las privadas, se privilegia el sistema de créditos estudiantiles por encima de las becas.

Las universidades públicas de Colombia recibieron alrededor de 0,46% del PIB entre 2002 y 2011, de acuerdo con un estudio del Centro de Investigaciones para el Desarrollo.

«El propósito es desnudar la política de Santos», dijo Sergio Fernández, vocero de MANE, quien estimó la participación en 3.000 personas.

«Yo creo que (el desnudatón) es una muestra de lo que están dispuestos a hacer» los estudiantes, agregó.

«Cuando uno lucha por algo justo, el frío no importa», dijo Germán, un estudiante de ingeniería de 19 años de una universidad privada.

La asociación estudiantil informó que los estudiantes se tomaron de forma pacífica la sede del ICETEX, el organismo que otorga los créditos para estudiar.

Unos 200 agentes anti disturbios custodiaron la manifestación, que transcurrió casi sin incidentes.

«No me parece algo malo, no es exhibicionismo», opinó un agente de la policía montada que pidió no ser identificado.

«Mejor que lo hagan así, pacíficamente a que se pongan a dañar la infraestructura», agregó.

Otras ciudades

La Mane lideró en más de 20 ciudades del país las marchas y manifestaciones para exigir soluciones a la crisis de la educación.

A través de redes sociales (Twitter y Facebook) la Mesa Amplia de Estudiantes argumentó esta nueva protesta: «Pasan días y ni una palabra de @JuanManSantos y @MariaFCampo sobre déficit de $11.3 billones de pesos de las U.Públicas ¿Hasta cuándo?».

Diferentes universidades públicas de Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga y otras ciudades del país, participaron en esta ‘desnudatón’.

En Manizales los estudiantes de las universidades Nacional y la de Caldas, así como algunos docentes, reclamaron con sus cuerpos pintados más presupuesto para las universidades públicas, como lo explicaron los manifestantes.

La movilización terminó en la plaza de Bolívar de Manizales, donde con arengas, los estudiantes exigieron además gratuidad en la educación universitaria pública.

Por otro lado, en Villavicencio los alumnos protestaron en el campus Barzal de la Universidad de los Llanos.

El objetivo de este modo de protesta fue, según sus convocantes, «desnudar» simbólicamente los problemas que aquejan al sistema educativo colombiano, en especial la educación superior pública.

El 24 y 31 de octubre las Mesa Amplia de Estudiantes también tiene planeadas más movilizaciones en todo el país.

Fuente RCN radio

Compartir: