Errores en diseño estructural y malos materiales, posibles causas del desplome de edificio en Medellín

Compartir:

Mientras avanza la investigación emprendida por un equipo especializado integrado por las autoridades de la capital antioqueña y se procede a iniciar en los próximos días el desmantelamiento, piso por piso, de la torre 5, en riesgo de colapsar, docentes, ingenieros y arquitectos, de la Universidad Nacional de Colombia, señalaron que errores en el diseño estructural y deficiente calidad en los materiales de construcción, serían las posibles causas del desplome de la torre 6 de la urbanización Space en la ciudad de Medellín.

Los docentes descartan que la tragedia haya sido provocada por fallas en el suelo sobre el cual se construyó el complejo de apartamentos.

En un informe entregado por la Universidad Nacional se destacan los criterios expresados por docentes del claustro, en torno al colpaso de la edificación.

En primer termino Jhon Jairo Blandón, profesor del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín en el área de construcción, aseguró que “hay que entrar a mirar las muestras del concreto que se toman en el momento de hacer el vaciado, para determinar si tenían la calidad y resistencia exigida”.

Blandón señaló que es importante cuestionar a todas las personas que participaron en el proyecto sobre qué fue lo que hicieron y qué decisiones tomaron durante la obra, para saber lo que pudo haber fallado.

Al respecto, Juan Carlos Ochoa, arquitecto y constructor con doctorado en Ingeniería de la Construcción, señaló que las causas en este momento son bastante difíciles de determinar, pero podría tratarse de un error en el dimensionamiento de los elementos estructurales, en la cuantía de materiales (específicamente de refuerzos) o en la resistencia de los mismos, por ejemplo de concreto.

Partiendo de las declaraciones iniciales que dio el ingeniero estructural del edificio, en las que aseguraba que se trataba de una falla en una columna del edificio, el docente de la Escuela de Construcción de la U.N., dijo que en cuanto al procedimiento y la ejecución también pudo haber causas asociadas al vaciado del concreto.

“Tal vez hayan quedado huecos, segregaciones de materiales, o zonas de mayor debilidad a la compresión”, precisó.

Ochoa explicó que si bien es muy difícil determinar las causas ya con el edificio en ruinas, lo que se podría hacer es un estudio mucho más general, empezando por la revisión de los ensayos de laboratorio del concreto, hacer una nueva modelación del edificio que pudiera identificar posibles errores en el diseño, tomar aleatoriamente muestras de lo ya colapsado para analizarlas y verificar la resistencia, así como recuperar algunos aceros de refuerzo y también hacerles los ensayos.

Adicionalmente, el arquitecto manifestó que el colapso de la torre contigua es inminente debido a que esas estructuras generalmente están amarradas entre ellas. “Al haber un jalonamiento del edificio, con una carga excesiva de una energía como la que se produjo, ese fenómeno se puede repetir con las otras torres”.
No es el suelo

En cuanto a los rumores sobre problemas de suelos, el ingeniero geotecnista de la U.N. Óscar Echeverri aseguró que no existen fallas del suelo en la zona. “En los proyectos aledaños en los que he participado no he evidenciado fallas geológicas cercanas”, señaló.

Por otra parte, la formación geológica está compuesta por rocas que permiten la cimentación de construcciones en condiciones favorables. Echeverri también descartó problemas con agua y saturaciones.

Finalmente, el llamado que hizo Jonh Jairo Blandón es “a que todos los ingenieros y constructores tomemos medidas y seamos responsables con lo que estamos construyendo, pues son muchas vidas humanas las que dependen de nosotros. Es cuestión de analizar con cuidado qué tipo de obras son las que estamos realizando y no escatimar esfuerzos para remediar las situaciones que se presenten durante la obra”.

Compartir: