Santos pide parar disputa de Fiscal y Contralora

Compartir:

Bogotá, 10 de Octubre ¬_RAM_.-. El presidente de la república Juan Manuel Santos terció hoy en la pelea verbal y jurídica en la que están trenzados la Contralora Sandra Morelino y el Fiscal Eduardo Montealegre y les pidió “no llevar las diferencias personales al campo institucional”.

El jefe del Estado consideró inconveniente esta confrontación personal entre los dos personajes.

Concretamente, en su cuenta en Twitter, el presidente Santos escribió a primera hora de hoy:

“Les reitero muy comedidamente a los órganos de control no llevar diferencias personales a campo institucional. A nadie conviene”.

El hecho es que por un lado, la Fiscalía investiga supuestas interceptaciones y seguimientos ilegales de la Contraloría a los periodistas Ramiro Bejarano y Cecilia Orozco, además irregularidades en el contrato de arriendo de la nueva sede de la contraloría por valor de 2 mil 500 millones de pesos.

En desarrollo de este proceso, el pasado 11 de septiembre más de 30 funcionarios de la fiscalía se tomaron la sede de la Contraloría en Bogotá para realizar una inspección.

La diligencia tuvo dos motivos, según lo explicó la fiscalía en un comunicado: El primero de ellos, por denuncias de la Asociación Sindical de Trabajadores de la Contraloría General, referidas a presuntos sobrecostos en la contratación (arriendo) de las actuales dependencias del ente de control”, por un costo de 2.500 millones de pesos.

La segunda razón, “las denuncias presentadas por los periodistas Ramiro Bejarano Guzmán y Cecilia Orozco Tascón, relacionadas con presuntos seguimientos e interceptaciones ilegales”.

Frente a estos hechos, la Contralora denuncio al fiscal Montealegre ante la Comisión de Acusación de la Cámara, por supuestamente utilizar las investigaciones penales para “interferir con el proceso de responsabilidad fiscal” que está a punto de fallarse contra la cúpula de Saludcoop, debido a que “ha tenido o tiene intereses personales en el caso”, pues fue abogado de la controvertida EPS, devengando “honorarios por 4.000 millones de pesos”.

En su denuncia, Morelli estableció: “Al parecer la Fiscalía ha simulado adelantar una investigación contra la Contraloría por un supuesto delito de interceptación ilegal de comunicaciones (…) movida por otro propósito: interferir el proceso de responsabilidad fiscal que la Contraloría adelanta contra la EPS Saludcoop”.

Además, la contralora Morelli recusó al Fiscal Montealegre, así como al Vicefiscal Jorge Perdomo, argumentando una “enemistad grave” y pidió un investigador ad hoc para que los procesos “sean resueltos de manera imparcial y objetiva”.

Compartir: