Testigo sugiere que cuerpo de Colmenares no estaba en sitio donde dicen que murió

Compartir:

Clarena Montaño Becerra, oficial del Cuerpo de Bomberos de Bogotá, afirmó durante su interrogatorio ante la Fiscalía en el juicio contra Carlos Cárdenas en el proceso por la muerte de Luis Andrés Colmenares, que si sus compañeros no encontraron el cuerpo del universitario cuando se realizó la primera búsqueda, era porque no estaba ahí.

«Conozco a mis compañeros porque he trabajado muchos años con ellos y dijeron que el cuerpo no estaba ahí, por eso sé que el cuerpo no estaba ahí», señaló.

Indicó que «no me encontraba en el sitio en el momento del hallazgo del cuerpo. No era el mismo clima y las horas no eran las mismas, y ellos habían hecho las inspecciones y si no encontraron era porque el cuerpo no estaba ahí».

La mujer relató que un grupo de cuatro oficiales realizó una segunda búsqueda a las siete de la noche el domingo 31 de octubre. Agregó que diez o quince minutos más tarde fue hallado el cuerpo del joven en la boca del túnel del caño, por parte de dos compañeros suyos.

«El cuerpo estaba sin signos vitales y con la cabeza sumergida bajo el agua. El paciente no tenía signos vitales… La altura del agua en el caño les daba a mis compañeros a los tobillos», anotó.

Sostuvo que vio el cuerpo de Luis Andrés cuando lo estaban sacando del caño y dijo que «él estaba vestido con camisa negra, pantalón negro y un cinturón rojo».

La oficial Montaño afirmó que en el momento en que fue hallado el cuerpo del universitario, Laura Moreno, quien había indicado que era la novia de la víctima, se desmayó y volvió en sí de manera repentina cuando se le aplicó un estímulo, es decir, cuando fue pellizcada en un brazo para verificar su estado de consciencia, con lo que señaló que al parecer la mujer estaba fingiendo.

«Ella se desmayó de un momento a otro y lo que hice fue aplicar un estímulo para verificar sus signos y su estado de inconsciencia. Sin embargo, ella abrió los ojos de manera inmediata y se quedó mirando a un joven», subrayó.

La oficial aseguró que posteriormente ella se incorporó, se levantó y se quedó hablando con un joven de aproximadamente 22 años, blanco de pelo suelto y bien vestido.

Compartir: