La molestia de Cristo

Compartir:

El presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo, no sólo esta molesto con sus compañeros por el ausentismo sino con su directora administrativa, Astrid Martínez, funcionaria nombrada por su antecesor, el senador Roy Barreras. Según conoció este medio, Martínez con autorización de la comisión de administración del presupuesto del Senado son los responsable de la compra de 100 tablets de Samsung con un costo de 172 millones de pesos. Al parecer, la funcionaria decidió adquirir el regalito para los legisladores y fue ella misma quien las entregó a los congresistas, como piñata, en la plenaria del Senado. La molestia de Cristo radica en que nunca se enteró de la compra y mucho menos la autorizó. Se dio cuenta del obsequio, cuando fueron entregados por Martínez en la plenaria. Al advertir el hecho, Cristo llamó a Martínez y le pidió suspender la entrega. Por ahora, dicen sus asesores, Cristo inició una investigación para conocer de fondo los detalles de la compra.

Compartir: