Piden acabar fumigación y erradicación forzada de cultivos de coca y marihuana y evaluar legalización

Compartir:

Bogotá, 27 de Septiembre ¬_RAM_.- Que se acabe la fumigación y la erradicación forzada de cultivos de coca y marihuana y evaluar la posibilidad de legalizalización, plantearon los participantes al cierre del tercer Foro Nacional sobre drogas, organizado por la Universidad Nacional y la ONU, a instancias de la mesa de negociaciones del proceso de paz entre el gobierno y las Farc en Cuba.
Los representantes de organizaciones civiles, académicos y expertos, participantes en el encuentro, solicitaron concretamente que se considere la posibilidad de “legalizar los cultivos de coca, marihuana y amapola con fines médicos, cosméticos u otros de carácter lícito, bajo la supervisión del Estado”.
La petición la formularon tras destacar que Colombia es el único país del mundo que sigue fumigando los cultivos ilícitos con glifosato, que tiene efectos daniños en la salud humana y afecta las siembras tradicionales.
Las conclusiones del evento realizado en Bogotá, en el cual se recogieron las propuestas de la sociedad civil en torno a la solución del problema de las drogas ilícitas en Colombia, serán llevadas a un segundo foro que tendrá lugar entre el 1 y 3 de octubre en la población de San José de Guaviare, especialmente afectada por los cultivos de coca, materia prima de la cocaína.
Los participantes en el foro reclamaron igualmente “políticas de sustitución de cultivos que permitan diversificar la producción del campo y la destinación de los recursos que el Estado dedica a la guerra, la erradicación manual y la fumigación, a los campesinos que sustituyan sus siembras.
En la clausura del evento, representantes de la Universidad Nacional de Colombia y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) destacaron la participación de cerca de mil personas de todos los sectores sociales y rincones del país, así como la importancia de sus propuestas en torno a los tres subtemas del encuentro, cultivos, consumo y tráfico de drogas ilícitas, para el éxito de las negociaciones de paz en La Habana.
Alejo Vargas, director del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Proceso de Paz de la U.N., destacó: “Hay gran cantidad de propuestas que se sistematizarán y se enviarán de manera organizada a la mesa de conversaciones de La Habana”.
Estos foros nacionales son el principal mecanismo de participación social que contempla el acuerdo general firmado por el Gobierno Nacional y las Fuerzas Revolucionaras Armadas de Colombia (Farc).
Pero más allá de cumplir el requisito, agregó Vargas, “estos espacios de discusión son vitales en el proceso de paz en la medida en que resolver un conflicto armado como el colombiano conlleva a la necesidad de escuchar muchas voces, porque seguramente así es más fácil que los acuerdos recojan de mejor forma lo que quiere la diversidad social”.
En este sentido, el profesor de la U.N. destacó: “Lo que nos han dicho ambas delegaciones (Gobierno y Farc) es que han sido muy útiles para la construcción de acuerdos. Por ello, creemos que vale la pena el esfuerzo”.
Además de representantes de los campesinos, comunidades indígenas y afrodescendientes, mujeres y jóvenes, el Foro contó con la participación de destacados expertos nacionales e internacionales.
“Si había un tema común a esa multitud de propuestas era enfocar las estrategias contra las drogas ilícitas más en la gente y en las comunidades. Trabajar con ellas, que son las más afectadas, y no contra ellas”, aseguró Fabrizio Hochschild, coordinador Residente y Humanitario de la ONU.
En igual sentido se pronunció el profesor Vargas: “En todo tipo de política pública es muy importante tener en cuenta a sus destinatarios, para efectos de que haya mayores posibilidades de éxito”.
En temas como la sustitución de cultivos, ejemplificó el académico, que es muy importante incluir a los campesinos. Mientras que en los temas de consumo, tratamiento y prevención se hace necesario tener en consideración, fundamentalmente, a la población de zonas urbanas.

Compartir: