Consejo de Seguridad se prepara para votar resolución Siria; ONU investiga más ataques químicos

Compartir:

NACIONES UNIDAS (Reuters) – El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto adoptar el viernes una resolución sobre la erradicación del arsenal químico de Siria, después de que Rusia y Estados Unidos superaron un estancamiento para evitar una acción militar contra el Gobierno del presidente Bashar al-Assad.

En el marco de una unidad inusual de los miembros del consejo con poder de veto -Rusia, China, Francia, Estados Unidos y Gran Bretaña-, el ministro de Relaciones Exteriores francés, Laurent Fabius, dijo que esperaba que el viernes también se acuerde una fecha para las negociaciones de paz sobre Siria.

«Espero que podamos fijar una fecha para que (la llamada) Ginebra 2 pueda finalmente tener lugar porque la única solución es política. Avanzamos sobre el lado químico, pero la gente continúa matándose en el terreno», dijo Fabius a periodistas.

Las cinco grandes potencias mundiales tienen previsto reunirse con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y con el mediador internacional para Siria, Lakhdar Brahimi, el viernes más tarde al margen de la Asamblea General de la ONU.

Diplomáticos dijeron que si se fijaba una fecha para el diálogo de paz en Ginebra, sería probablemente en noviembre, ya que octubre parecía demasiado ambicioso.

Assad acordó destruir las armas químicas de Siria luego de que después un ataque con gas sarín en los suburbios de Damasco el mes pasado, la incursión con armas químicas más letal en 25 años, generó indignación internacional.

Las potencias mundiales culpan a Assad del ataque, mientras que el Gobierno sirio y su principal aliado, Rusia, dicen que los rebeldes fueron los responsables.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) tiene previsto votar a las 2000 GMT del viernes un borrador de acuerdo para enviar expertos a Siria para inspeccionar las reservas de municiones tóxicas.

La votación del comité ejecutivo de la organización de 41 miembros allanaría el camino para una decisión del Consejo de Seguridad en Nueva York.

Las cinco potencias pusieron fin a semanas de estancamiento diplomático el jueves cuando acordaron un borrador de resolución del Consejo de Seguridad, basado en un acuerdo alcanzado por Moscú y Washington a principios de este mes, en el que se exige a Siria que abandone sus armas químicas.

Diplomáticos de la ONU dijeron que se espera que el Consejo de Seguridad de 15 miembros vote la resolución a las 20.00 hora local (0000 GMT) del viernes.

También será la primera vez que el consejo apoye formalmente un plan de transición política en Siria acordado en una conferencia internacional en Ginebra en junio de 2012.

Hasta hace poco tiempo, el consejo había estado estancado sobre cómo lidiar con la guerra civil siria. Rusia, con el respaldo de China, vetó tres resoluciones desde octubre de 2011 que hubieran condenado al Gobierno de Assad y amenazado con sanciones.

INSPECCIONES DE LA ONU

Los inspectores de armas químicas de la ONU que se encuentran en Siria están investigando siete casos de supuesto uso de armas biológicas, incluidos tres incidentes que se produjeron en Damasco después del ataque del 21 de agosto, que casi generó una respuesta militar de parte de Estados Unidos.

En un comunicado desde Damasco, Naciones Unidas dijo el viernes que el equipo que investiga los ataques había regresado a Siria dos días atrás y que esperaba finalizar su trabajo el lunes y emitir un informe exhaustivo a fines de octubre.

La ONU dijo que los tres incidentes más recientes que se están investigando tuvieron lugar en Bahhariyeh y Jobar, ambos al este de Damasco, el 22 y 24 de agosto, y en Ashrafiat Sahnaya, hacia el sudoeste de la capital, el 25 de agosto. No brindó más detalles sobre estos ataques.

Los alrededores de la capital siria han registrado los combates más fuertes en los últimos meses. Al menos 20 personas murieron y decenas resultaron heridas el viernes cuando un coche bomba explotó en la localidad de Rankus, 30 kilómetros al norte de Damasco, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Desde el martes, expertos de la OPAQ comenzarán la inspección de las reservas de municiones tóxicas de Siria, bajo los términos de un acuerdo sellado este mes para evitar la acción militar estadounidense.

Una propuesta preliminar sobre la inspección de reservas, a la que Reuters tuvo acceso y que los estados miembros de la OPAQ votarán el viernes en La Haya, pide a los integrantes del organismo que hagan donaciones para financiar una operación de destrucción acelerada de las armas químicas de Siria.

El presidente estadounidense, Barack Obama, se había preparado para atacar a las fuerzas de Assad en respuesta al episodio del 21 de agosto.

Ante la resistencia del Congreso de Estados Unidos, Obama aceptó una propuesta de Rusia que apuntó a evitar la acción militar a cambio de que Damasco entregue y elimine su arsenal de armas químicas para mediados del 2014.

OTRAS INVESTIGACIONES

El informe que dará a conocer en octubre la ONU brindará más detalles sobre el ataque del 21 de agosto. Otros incidentes que se están investigando incluyen uno en marzo en la localidad norteña de Khan al-Assal, donde las autoridades aseguran que los rebeldes causaron la muerte de 25 personas, incluidos 16 soldados.

Los insurgentes señalan que las fuerzas del Gobierno estuvieron detrás del incidente en Khan al-Assal.

Los otros dos casos previos al 21 de agosto datan de abril, uno en el distrito de Sheikh Maqsoud en Aleppo y otro en la localidad de Saraqeb, en la provincia de Idlib ubicada al norte del país.

El borrador de la OPAQ dice que se requiere financiación para contratar inspectores y expertos técnicos que destruyan lo que las agencias de inteligencia occidentales creen que son unas 1.000 toneladas de gas sarín, gas mostaza y agente nervioso VX, almacenados durante décadas y diseminados en decenas de lugares.

Un funcionario de la OPAQ dijo que un equipo de avanzada se dirigiría a Siria el lunes.

Compartir: