Rousseff acusa a EEUU de «quiebre del derecho internacional»

Compartir:

Tal como se esperaba, la mandataria brasileña Dilma Rousseff pronunció un implacable discurso contra el reciente caso de espionaje de Estados Unidos, calificándolo de «quiebre del derecho internacional» y exigiendo un control multilateral del uso de Internet.

«Semejante injerencia es un quebrantamiento del derecho internacional y una afrenta», dijo una enojada Rousseff, que suspendió una visita de Estado a Washington prevista para el 23 de octubre por esta cuestión.

«El ciberespacio no puede ser utilizado o manipulado como arma de guerra a través del espionaje», sostuvo, y agregó que el argumento estadounidense de que esa práctica busca proteger al mundo de ataques terroristas es «insostenible».

Documentos filtrados por el exconsultor de inteligencia Edward Snowden y publicados en la prensa indican que la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) espió comunicaciones de Rousseff y la petrolera estatal Petrobras.

Instando a la ONU a «reglamentar como corresponde la conducta de los Estados en cuanto a la utilización de estas tecnologías», la mandataria anunció que su país buscará «establecer un marco civil multilateral para la gobernanza y utilización de Internet y protección eficaz de los datos que viajan a través de Internet».

Rousseff fue la primera mandataria en dirigirse al plenario, seguida de Obama, lo cual agregó condimento a la polémica, aunque el líder estadounidense se refirió al caso de manera muy general.

«Hemos comenzado a revisar el modo en que obtenemos información de inteligencia para tener un equilibrio correcto entre las legítimas preocupaciones de seguridad de nuestros ciudadanos y aliados y las preocupaciones privadas que comparte todo el mundo», dijo Obama.

de la organización.

Compartir: