Directivas del fútbol piden no cerrar estadios sino una legislación más severa para combatir violencia

Compartir:

Bogotá, 24 de Septiembre ¬_RAM_.- Los dirigentes del fúbtol profesional colombiano anunciaron hoy que respetan y acatan la decisión del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro de suspender el partido Millonarios-Nacional, como consecuencia del asesinato de dos hinchas la noche anterior en la capital, pero advirtieron que no es cerrando estadios, sino mediante una legislación más severa como se puede combatir la violencia entre las barras.
El pronunciamiento lo hizo el presidente de la Dimayor Ramón Jesurum, al término de una reunión con los directivos de los dos equipos de Bogotá y Medellín y en la cual se analizaron los graves acontecimientos registrados la noche anterior en Bogotá y la determinación del alcalde Petro de no permitir la realización del partido programado para las 8 y 10 de la noche.
El dirigente deportivo señaló que no se puede castigar a millones de hinchas, que vertaderamente utilizan el futbol como recreación para ellos y sus familias, por la acción de unos pocos, que no son hinchas, sino unos vándalos y criminales, porque advirtió sería lo mismo que pedir que se acaben los taxis para que “no haya paseo millonario”.
Jesurum puso de presente que los hechos vandálicos y criminales se han registrado al margen del futbol, porque ni siquiera se han registrado en el Estadio o en los alrededores del mismo, ni en horas previas a un partido, sino en sitios alejados y que lo que se debe hacer es individualizar, judicializar y castigar ejemplarmente a los responsables.
“No pretendamos castigar a todos los buenos hinchas, que son la mayoría”, advirtió el dirigente deportivo.
“Hay que buscar a los verdaderos culpables del vandalismo y de los hechos criminales, para que sobre ellos caiga todo el peso de la ley”, añadió Jesurum, aunque advirtió que debe haber una legislación más severa y sobre todo que cobije a los menores de edad, que son en su mayoría los responsables de la violencia.
También señaló que no es quitando camisetas, ni acabando las barras, como se debe combatir el vandalismo.
Recordó que el ejemplo lo ha dado Europa donde se impuso una ley penal y duras penas, que acabaron con la violencia en el futbol,.
También se declaró en contra de realizar este u otros partidos a puerta cerrada, porque sería castigar a los integrantes de los equipos.
En el caso concreto del partido Millonarios-Nacional, advirtió que el castigo para club bogotano sería severo, ya que la totalidad de la boletería está vendida.
Finalmente Jesurum anunció una reunión entre las directivas del futbol, de los equipos Millonarios y Nacional, con el alcalde de Bogotá para definir una nueva fecha para el encuentro cancelado hoy, buscando no perjudicar ni a los equipos ni a los hinchas.

Compartir: