Dos funcionarios de la Universidad Pontificia Bolivariana vendían notas

Compartir:

Bogotá, 23 de Septiembre ¬_RAM_.- A través de las Oficinas de Registro Académico venían operando dos funcionarios, quienes arreglaban las notas de los alumnos al acceder al sistema y modificar las calificaciones. Estos sujetos estarían cobrando entre 250 mil y un millón de pesos.

El presbítero Julio Jairo Ceballos Sepúlveda rector del claustro educativo confirmó la noticia y anunció que se gestionarán las denuncias judiciales que haya a lugar.

El anunció del Rector se da luego de conocerse varias denuncias de estudiantes, quienes señalaron que estas personas estarían manipulando el sistema SIGAA (Sistema de Información para la Gestión Académica y Administrativa), de la UPB.

Los estudiantes también denunciaron la venta de títulos a cadémicos, que valían entre los seis y siete millones de pesos, para alterar los registros de notas y clases que aún no habían recibido. Pero esta información no ha sido confirmada por la universidad.

Ceballos indicó: “Queremos manifestar a toda la comunidad académica que esta es una universidad seria y comprometida con la calidad de la formación de sus estudiantes. En cuanto terminen los debidos procesos habrá lugar al aspecto judicial”.

Por su parte, Mauricio Pineda, jefe del Centro de Tecnología de Información y Comunicaciones de la UPB, señaló que las anomalías se presentaron en las facultades de Derecho y Ciencias Políticas en los cursos de pregrado. Y agregó que los funcionarios, uno ya con 10 años en la institución y otro con un año, ya fueron retirados de sus cargos.

Estos sujetos habrían cambiado calificaciones desde marzo pasado con variaciones de las notas en el sistema de registro.
“Esta alteración de notas se debió a una acción no autorizada de dos funcionarios de la Institución. La UPB aclara que no se debió a una cuestión de fraude electrónico externo y que su sistema e historial de notas es totalmente confiable y seguro”, indicó la universidad en un comunicado.

Pineda afirmó que se está adelantando la respectiva investigación de los hechos para tomar las decisiones en cuanto a acciones disciplinarias internas y se están evaluando aquellos procesos adicionales a los que dé lugar dentro del respeto por el debido proceso.

Compartir: