Para mujica, aumento de precio de yerba «es una catastrofe»

Compartir:

Montevideo, 22 de septiembre (Télam, corresponsal).- El presidente uruguayo José Mujica consideró este domingo que es «una catástrofe» el aumento del precio de la yerba en su país, superior al 40% en el último año.

«No podemos desechar nuestra cultura y el mate es un componente de nuestra cultura», afirmó Mujica sobre la suba en el precio de la infusión, característica de los uruguayos, que lideran con nueve kilogramos per cápita por año el consumo mundial.

Sin embargo, Uruguay importa casi todo su consumo de yerba mate desde Brasil, en donde el producto se encareció un 30% este año y se espera un aumento similar antes de diciembre, situación que el mandatario describió como «una catástrofe para el país».

De todos modos, al ser consultado por Radio Montecarlo sobre si el gobierno podría regular el precio, dijo que no y explicó que esto responde a que «no tenemos producción de yerba, sino que viene de afuera».

Para el presidente uruguayo lo que ocurrirá con la yerba es «que al tener un precio bueno, seguramente va a tender a aumentar la producción», pero aclaró que esto «demora y no ocurre de la noche a la mañana».

Además, Mujica se refirió a una de las razones por las que ha subido la yerba en Brasil, consecuencia de la compra de grandes volúmenes por parte de una empresa de bebidas para hacer un nuevo energizante y afirmó que «la Coca Cola nos podría haber hecho un pierna más agradable».

Con un aumento de casi 9% sólo en septiembre, la yerba acumula en alza del 46% desde diciembre, según el Instituto Nacional de Estadísticas de Uruguay (INE), por lo que el kilogramo en las góndolas pasó de un promedio de 78 pesos uruguayos (3,6 dólares) en diciembre de 2012, a 114 pesos (5,2 dólares) en septiembre 2013.

Por último Mujica se lamentó que en Uruguay no haya condiciones climáticas para este tipo de producción. Si bien recordó que en la Quebrada de los Cuervos crece una especie de yerba nativa, explicó que «desgraciadamente estamos alejados del clima óptimo para la yerba» y reconoció que el actual «es un problema difícil de solucionar».(Télam)

Compartir: