Gobierno y FARC cierran otro ciclo sin acuerdo político y con críticas mutuas

Compartir:

El Gobierno de Colombia y las FARC cerraron hoy en La Habana otro ciclo de sus diálogos de paz sin haber alcanzado aún un acuerdo sobre el tema de la participación política y con un cruce de críticas sobre la eficacia, las iniciativas “unilaterales” y los tiempos del proceso.

La decimocuarta ronda de las negociaciones, que serán retomadas el 3 de octubre, concluyó con un comunicado conjunto en el que las partes afirman seguir “avanzando en la construcción de acuerdos” sobre participación política, segundo punto de la agenda del diálogo y en debate desde junio pasado.

Según la declaración, en las últimas semanas la mesa de paz avanzó “en la redacción de distintos mecanismos de participación ciudadana y diálogo social”.

Además, precisa que continuó “la discusión de las distintas concepciones sobre la mejor forma de fortalecer las organizaciones y movimientos sociales y las garantías necesarias para su efectivo funcionamiento dentro del marco de la democracia”.

Pese a esos “avances”, el desarrollo del último ciclo parece haber azuzado las diferencias del Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla sobre los propios tiempos de la negociación, y sus posturas en temas claves del proceso como el mecanismo para refrendar un eventual acuerdo de paz.

El jefe de los negociadores del Gobierno, el exvicepresidente Humberto de la Calle, fue firme hoy al pedir a las FARC menos retórica y más eficacia para construir acuerdos “porque la paciencia de los colombianos no es infinita”.

“Esta semana cumplimos once meses desde la cita de Oslo, que fue la instalación formal de estas conversaciones. Ni las FARC ni nadie puede decir que estamos atropellando las cosas. Al contrario, está a la vista que falta eficacia en estas conversaciones”, advirtió De la Calle en una declaración sin preguntas ante los medios en La Habana.

El negociador del Gobierno colombiano reprochó a la guerrilla su “exceso de retórica” sobre temas nacionales ajenos a la agenda de trabajo de la mesa de paz, y consideró que ese discurso “confunde” a los colombianos y “le resta credibilidad al diálogo”.

Al margen de esas críticas, la delegación del Gobierno manifestó “fe en el buen suceso del proceso” y en “avanzar de manera efectiva” en el próximo ciclo en los acuerdos sobre participación política.

Por su parte, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) insistieron hoy en sus reproches a Santos por haber presentado de forma “unilateral” al Congreso una iniciativa de referendo popular como mecanismo para validar los eventuales acuerdos de la mesa.

El número dos de las FARC y su líder negociador, Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, leyó una declaración por el fin de ciclo en la que los rebeldes vuelven a acusar al Gobierno de traicionar el espíritu del acuerdo general pactado para los diálogos.

“El desarrollo bilateral, armonioso y de consuno de su contenido es garantía de paz estable y duradera (…) En la mesa debe prevalecer la relación parte-parte, entre iguales”, señaló la guerrilla, que hoy no respondió a preguntas de los medios.

Las FARC criticaron, asimismo, que en el curso de este ciclo no se les haya “permitido” intercambiar con los congresistas y políticos colombianos que invitaron a La Habana para explicar sus puntos de vista sobre el referendo.

En ese sentido, recalcaron una vez más que cuando corresponda a la mesa tratar el sexto punto de la agenda, referido a los mecanismos para refrendar la paz, presentarán su propuesta de convocar una Asamblea Nacional Constituyente.

“La paz no puede atarse a fechas ni responder a intereses partidistas. La paz debe ser una política de Estado”, subrayó la declaración.

Fuera del marco de las conversaciones de La Habana, el Gobierno y la guerrilla invitaron a los ciudadanos y organizaciones sociales colombianas a participar en los dos foros sobre drogas ilícitas que se realizarán en Colombia entre el 24 y 26 de septiembre y el 1 al 3 de octubre.

“Queremos mitigar el fenómeno del narcotráfico y queremos una Colombia sin coca. Y para lograr este propósito esperamos que las FARC contribuyan a ello dentro del marco del acuerdo final”, aseveró hoy Humberto de la Calle.

Los foros precederán a la discusión en La Habana del tema del narcotráfico, punto que sigue al de la participación política en la agenda del proceso que tiene sede permanente en la capital cubana.

Compartir: