Correa ratifica confianza en Kirchner y despeja rumores de roces

Compartir:

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ratificó este jueves su confianza en su par Cristina Kirchner, despejando especulaciones acerca de eventuales roces luego de que la mandataria argentina firmara un importante acuerdo con la petrolera Chevron, objeto de una demanda por daño ambiental en Ecuador.

«Para cualquier especulación, tomen nota que nosotros confiamos totalmente en Cristina Kirchner. Si hubiera sido presidenta de Ecuador en la época en que Texaco destruyó la selva ecuatoriana, eso jamás lo hubiera permitido», dijo Correa a la prensa en declaraciones al arribar al Aeroparque Metropolitano de Buenos Aires.

Correa se reunió luego en privado con Kirchner en la residencia presidencial de Olivos (periferia norte) para luego participar de la XXV Conferencia Interamericana de Scoutismo en un centro cultural.

Correa manifestó «todo el apoyo» de su gobierno a Kirchner, porque sabe «como piensa y cómo siente» y pidió evitar «todo tipo de especulaciones que se han tenido al respecto».

La conjetura de un eventual roce en la relación bilateral a la que hizo alusión Correa se originó en que Argentina acaba de firmar un importante contrato de sociedad con el gigante petrolero estadounidense Chevron, acusado y condenado en Ecuador por daños al medioambiente.

Chevron había alertado recientemente en un aviso pago en diarios argentinos que «falsas denuncias» en su contra por contaminación en Ecuador pueden afectar su desarrollo en Argentina, donde se asoció a la petrolera estatal YPF para explotar un rico yacimiento de hidrocarburos.

La sociedad YPF-Chevron invertirá 1.240 millones de dólares para iniciar la explotación de un sector del yacimiento de Vaca Muerta, uno de los mayores del mundo de shale-oil y shale-gas (aceite y gas de esquisto) en la provincia de Neuquén (sudoeste).

Chevron dijo que la sentencia en 2011 por daño al medioambiente en Ecuador fue impulsada por «un grupo de abogados estadounidenses y ecuatorianos financiados por fondos buitres (especulativos) británicos».

La Corte Suprema de Justicia argentina dejó este año sin efecto un embargo por 19.000 millones de dólares contra la petrolera norteamericana que había impuesto un juez de primera instancia a pedido de los abogados ecuatorianos.

La demanda original iniciada por unos 30.000 pobladores amazónicos había contado en Ecuador con el aval de un juez de Quito.

El juicio se inició por el presunto daño al medioambiente en la Amazonia, entre 1964 y 1990, que habría causado Texaco, fusionada con una subsidiaria de Chevron en 2001.

Argentina puso en marcha su acuerdo con Chevron para resolver un grave déficit de producción hidrocarburífera.

Tras su reunión con Kirchner, Correa fue recibido efusivamente en la conferencia de scouts, donde recibió la condecoración Juventud de las Américas, en homenaje a todos los integrantes del movimiento del continente.

«Entre ustedes recuerdo momentos muy felices de mi niñez y adolescencia», dijo el mandatario y recordó que hacía 35 años que había ingresado a los scouts, constató la AFP.

Destacó que «los valores que inculca el movimiento son para toda la vida» y exhortó a los jóvenes a «interesarse por la política para cambiar la exclusión social».

«Todos debemos ser políticos, no en el sentido partidista, sino en la búsqueda del bien común», dijo y aseguró que «la política sería distinta si hubiera más scouts en ella».

Correa, que fue interrumpido con aplausos en varias ocasiones, emocionó a los presentes recitando un poema del libanés Khalil Gibran y citando al hindú Rabindranath Tagore y al británico Rudyard Kipling, entre otros.

«Durante los cuatro años que quedan de mi gobierno daremos un impulso sustancial a la asociación scout y a los movimientos juveniles que utilizan la metodología scout», sostuvo el mandatario.

Correa tenía previsto partir la noche del jueves de regreso a su país.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y su par argentina Cristina Kirchner, luego de una reunión mantenida en la residencia presidencial de Olivos, el 19 de septiembre de 2013 en Buenos Aires

Compartir: