Al menos doce muertos y cinco heridos en tiroteo en base naval en Washington

Compartir:

Washington_ Tres atacantes armados, de los cuales al menos dos vestían ropas de estilo militar, mataron a por lo menos doce personas e hirieron a otras cinco el lunes en un tiroteo en la base naval de Washington, dijo un funcionario, que citó un reporte preliminar.
Uno de los supuestos atacantes era uno de los muertos y la policía de Washington D.C. dijo que buscaba a otros dos sospechosos, a los que describieron como un hombre blanco y un hombre negro. Los funcionarios dijeron que no se conocían aún todos los hechos sobre el tiroteo que comenzó cerca de las 1236 GMT.

Un funcionario de la Armada informó temprano que al menos un hombre armado abrió fuego en el sitio altamente custodiado, donde trabajan unas 3.000 personas.

La policía de Washington no quiso a entregar un número de fallecidos y dijo que había «múltiples víctimas dentro» del cuartel central del Comando de Sistemas Navales Marinos, a sólo 4 kilómetros de la Casa Blanca.

Entre los heridos figuraba un oficial de policía del distrito de Columbia, quien se encontraba estable durante una cirugía, y otro funcionario de la ley, informaron las autoridades.

«Hubo tres tiros consecutivos», comentó Patricia Ward, que trabaja en la base naval, a describir cómo oyó los disparos mientras tomaba desayuno en el edificio que alberga al cuartel.

Pocos segundos después, dijo Ward, escuchó más tiros. Guardias de seguridad entraron con prisa y sacaron a la gente lo más rápido posible. «‘Corran, corran, corran’, dijeron a la gente», comentó Ward a periodistas.

Washington Hospital Center dijo que estaba tratando a tres víctimas de disparos que se encontraban en condición crítica y que esperaba que llegaran más, pero que no tenía claro cuántos.

El tiroteo afectó al establecimiento militar menos de tres semanas después de que el psiquiatra del Ejército de Estados Unidos mayor Nidal Hasan fue sentenciado a muerte por matar a 13 personas en Fort Hood, en Texas, donde abatió a tiros a soldados desarmados en lo que posteriormente calificó como una represalia por las guerras de Estados Unidos en países musulmanes.

Decenas de vehículos policiales y de emergencias rodearon el complejo en la zona sudoriental de Washington, a unos 1,6 kilómetros al sur del capitolio, informaron medios locales.

Helicópteros sobrevolaban los cuarteles y algunos aterrizaban sobre el techo del edificio, según imágenes del canal de TV local WJLA.

La Administración Federal de Aviación informó que había suspendido brevemente los despegues de aviones en el Aeropuerto Nacional Reagan. Las Escuelas Públicas del Distrito de Columbia pusieron a seis escuelas y a un edificio administrativo en cierre como medida precautoria.

La Casa Blanca llamó a los ciudadanos a seguir las indicaciones de autoridades y de los primeros funcionarios en llegar a la escena, y dijo que el presidente Barack Obama había sido informado.

El portavoz del Pentágono, George Little, dijo que el secretario de Defensa, Chuck Hagel, estaba recibiendo actualizaciones regulares sobre la situación y que estaba «obviamente muy preocupado por los reportes de que ha habido pérdidas de vidas».

Little no quiso entregar detalles adicionales sobre la situación y dijo que ésta permanecía «fluida y en curso».

Compartir: