Pasar de los pañitos de agua tibia a una verdadera política agropecuaria, anuncia Santos

Compartir:

Bogotá, 07 de Septiembre ¬_RAM_.-El presidente Juan Manuel Santos celebró hoy el levantamiento del paro agrario en los departamentos de Boyacá, Cundinamarca y Nariño y afirmó: “Nos falta el sur, Putumayo, Caquetá”, pero agregó que si este domingo “tenemos éxitos” en las conversaciones que se emprenden en Popayán, encabezadas por el vicepresidente Angelino Garzón, “habremos terminado esta tormenta que nos ha afectado muchísimo, que ha afectado al Gobierno y que “me ha afectado a mí en qué forma”.

Como corolario de “la tormenta”, el presidente Santos estableció que lo sucedido es consecuencia de que en Colombia no ha habido una verdadera política agropecuaria y reseñó:

“Ha habido una política de pañitos de agua tibia. Que se bajó el precio del café, démosle un subsidio durante un tiempo para ver si vuelven a subir. Que se bajó el precio de la leche, démosle esta ayudita. Pero una verdadera política agropecuaria no ha existido. Tan no ha existido que miren lo que sucedió”.

Sin embargo, dijo que el próximo jueves, el 12 de septiembre, se realizará una cumbre “con campesinos, gremios, empresarios, todos los que están interesados en que el campo colombiano, que tiene un inmenso potencial, realmente podamos sacarle el provecho que debemos sacarle por las circunstancias que estamos viviendo: un mundo cada vez más necesitado de alimentos. Pocos países que tienen la capacidad de aumentar la producción de alimentos y uno de esos pocos países es Colombia. Y ahí tenemos una oportunidad de oro”.

Los pronunciamientos los hizo el primer mandatario en el Programa de Reactivación ‘Cadena Lechera Sur del Atlántico’, acto realizado en Sabanalarga, donde se entregaron en total cinco mil reses.

Santos resaltó que “hay unas circunstancias difíciles por las cuales están atravesando la inmensa mayoría de nuestros campesinos, que tienen que ver con una cantidad de problemas, problemas que se han venido acumulando a través de los años, a través de décadas y que ha hecho –como los cánceres– metástasis en este momento, y me va a tocar a mí afrontarlo. Y lo voy a afrontar con toda decisión, porque esa es mi obligación.
El campo colombiano–continuo diciendo– ha sido descuidado desde la época de nuestra independencia. El campo colombiano ha sido dejado al garete. Y por eso en el campo colombiano se concentra la pobreza y la desigualdad.

Dijo que por esto nombró un Ministro de Agricultura que conoce como pocos ese tipo de asociación. Se ha dedicado a hacerla efectiva. Que los campesinos sigan siendo dueños de sus tierras, pero que tengan todos los elementos para que sean productivos, para que generen más ingresos, para que tengan una vida digna en el campo y no tengan que emigrar a las ciudades.

“Ese es el diseño que yo creo que debemos poner en marcha a los largo y ancho de todo el territorio”, añadió y complementó: “Por eso cómo me complace que después de esta tormenta que hemos vivido en estos últimos días, semanas, comience a regir la calma, pero la calma con el viento en popa, y seguir navegando en ese rumbo hacia ese destino, a ese puerto de destino que yo he catalogado, que yo he definido, como una Colombia en paz. Ese ha sido mi sueño y ahí vamos avanzando.

Advirtió que “si sacamos el conflicto armado del campo y hacemos finalmente un esfuerzo para construir una política agropecuaria, este país se cambia 180 grados y podemos progresar mucho más de lo que hemos progresado. Y hemos progresado muchísimo en estos últimos años.
“Por eso yo decía ayer como la Selección, no importa las críticas, las encuestas y los paros, hay que seguir adelante y meter el gol. Y eso es lo que yo voy hacer, seguir adelante y metiendo goles con el apoyo de ustedes” señaló.

Reiteró que su mayor empeño es lograr la paz, “pero no a cualquier precio. Pero es un proceso difícil, muchas veces incomprendido”, precisó.

“Yo puse como condición no hay cese al fuego hasta que lleguemos a los acuerdos. La gente dice ¿pero cómo es que ustedes hablan en la Habana y se disparan aquí en Colombia? Pues es la forma de lograr un acuerdo más rápido; lo otro es perdurar el conflicto indefinidamente.
¿Qué por qué no hacemos público los acuerdos parciales? Porque la gente no entiende que los acuerdos parciales se hayan logrado sin que el conjunto de todo lo que estamos tratando de lograr esté terminado, sostuvo Santos y explicó:

Es como cuando un pintor quiere que le compren un cuadro. Él no le va a permitir al comprador que entre a su estudio y vea el cuadro en un 20 por ciento; él quiere que el comprador vea el cuadro cuando esté completo y ahí diga lo compro o no lo compro, que es lo que yo quiero hacer con el pueblo colombiano.

Cuando tengamos todo, les vamos a decir a ustedes éste es el paquete, ésta es la paz; ustedes la compran o no la compran y ustedes deciden.
Que es la forma democrática, que es la forma transparente, que es la forma honesta y decente de hacer las cosas. Y por eso ahí seguiremos empeñados en sacar este proceso de paz adelante”, concluyó.

Compartir: