Mesa Agraria afirma que el paro continúa y anuncia otra jornada de marchas para el 11 de septiembre

Compartir:

La llamada Mesa de Interlocución y Acuerdo nacional del sector Agropecuario y Popular -Mia-, una de las organizaciones promotoras del paro agrario, notificó hoy que el cese de actividades y la protesta continúan, tras afirmar que “los publicitados acuerdos del gobierno nacional en algunos departamentos no representan a la amplia mayoría de los manifestantes ni recogen los intereses de los campesinos sin tierra, colonos y jornaleros, ni la de los pequeños y medianos productores agrícolas arruinados por la crisis estructural del campo”.

“Insistiremos en el paro y la movilización hasta que no sean escuchadas y tramitadas nuestras propuestas, y no cederemos ante la presión mediática ni la represión militar”, señala el comunicado, en el cual, además anuncian una nueva jornada de marchas en ciudades y carreteras para el próximo 11 de septiembre.

No obstante, los voceros de la mesa de interlocución expresan que su “disposición al diálogo persiste” y le piden al presidente Juan Manuel Santos “aceptar una mesa de conversaciones con la actual movilización campesina en una ciudad capital de cualquiera de los departamentos que nos encontramos en movilizacion, para en ella poder avanzar en los acuerdos que el país necesita para superar la crisis del agro”.

El texto del comunicado es el siguiente:

Reunidos delegados campesinos de 16 departamentos articulados en la Mesa de Interlocución y Acuerdo MIA, manteniendo en alto la movilización social del Paro Nacional Agrario y Popular, informamos a nuestros miles de manifestantes en todo el territorio nacional y a la opinión pública en general:

El Paro Nacional Agrario y Popular sigue siendo una realidad inobjetable en los campos colombianos, con bloqueo casi total de 7 departamentos en el sur del país y movilizaciones en 10 departamentos más.

Los publicitados acuerdos del gobierno nacional en algunos departamentos no representan a la amplia mayoría de los manifestantes ni recogen los intereses de los campesinos sin tierra, colonos y jornaleros, ni la de los pequeños y medianos productores agrícolas arruinados por la crisis estructural del campo insistiremos en el paro y la movilización hasta que no sean escuchadas y tramitadas nuestras propuestas, y no cederemos ante la presión mediática ni la represión militar. El esfuerzo de cientos de miles de nuestros manifestantes han puesto en la palestra pública el debate sobre el campo, conquistando el apoyo de millones de colombianos y desnudando la tozudez del gobierno nacional al no acceder al diálogo.

Desde la MIA mantenemos la firme decisión de presentar y discutir nuestro pliego nacional de 6 puntos con el gobierno nacional.

Nuestra disposición al diálogo persiste, a la intransigencia de la Casa de Nariño en reconocernos como interlocutor y poner sobre la mesa las profundas problemáticas que aquejan a nuestros campesinos y campesinas. Le pedimos al presidente Juan Manuel Santos aceptar una mesa de conversaciones con la actual movilización campesina en una ciudad capital de cualquiera de los departamentos que nos encontramos en movilizacion, para en ella poder avanzar en los acuerdos que el país necesita para superar la crisis del agro. Es el momento de deponer prevenciones y superar los falsos estigmas que han querido endilgarnos. Somos campesinos en ejercicio legítimo de la defensa de nuestros derechos y su deber como jefe de Estado es darle cauce a nuestras solicitudes.

Saludamos a los millones de colombianos y colombianas, que desde las ciudades han hecho sonar sus cacerolas apoyando el Paro Nacional Agrario y Popular. La lucha de los campesinos y campesinas le compete a todo el país: es la lucha por la soberanía alimentaria, por la democracia y la paz, por las condiciones dignas de vida para el campo y la ciudad. Inevitablemente las rebeldías se han unido para forjar un mejor país y es nuestra determinación continuar en este trasegar. Nos solidarizamos también con los múltiples sectores en conflicto con los que hemos labrado este paro. La lucha por la salud, la educación y el transporte también es de los campesinos y campesinas colombianos.

Nos aunamos a la convocatoria desde los diversos sectores sociales de la Jornada Nacional de Protesta del próximo 11 de septiembre, en la que confluiremos en las calles y carreteras del país campesinos, estudiantes, educadores, indígenas, trabajadores y todos las expresiones populares que exigimos respeto a nuestros derechos y luchamos por la conquista de un país más democrático y en paz.

Llamamos a la comunidad internacional que ha venido acompañando solidariamente nuestra lucha a redoblar su veeduría sobre la incesante represión que desarrolla el Estado colombiano contra nuestro legítimo derecho a la protesta. Exigimos judicialización a los auténticos vándalos de la fuerza pública, responsables de la muerte de manifestantes.

Presidente Santos Los campesinos estamos a su espera”.

Compartir: