Santos considera injusta baja calificación a su gestión en las encuestas

Compartir:

BOGOTA, 06 de Septiembre ¬_RAM_. El presidente Juan Manuel Santos calificó “injusta” la baja calificación que le dan las encuestas a su gestión, pues consideró “que está haciendo las cosas bien” y además dijo que debería ser valorado el hecho de que su gobierno está produciendo resultados.

“No hay que acudir a las encuestas para darse cuenta de que hay una serie de protestas y reclamos”, precisó Santos, quien añadió:
“Lo importante es que si estoy haciendo las cosas bien, si el Gobierno está produciendo resultados, eso debería ser valorado”.

Los pronunciamientos los hizo el primer mandatario en diálogo con los colegas de Blu radio, en desarrollo del cual admitió que ha tenido semanas duras y complicadas pero dijo que sin duda la del paro agrario ha sido la más difícil de su mandato.

Reconoció que no previó las dimensiones del problema campesino y que “la crisis nos estalló en las manos”.

“No percibimos la magnitud de lo que estaba pasando en Boyacá”, dijo y subrayó: “Cuando dije el tal paro nacional no existe, me molieron con razón. Después (el paro) creció y lo reconozco, tomó otras dimensiones”.

Sin embargo, el presidente Santos señaló que el paro agrario tiene tres orígenes: el campesino; el de personas que están aprovechando para recoger votos y otro componente que pretende es que se discuta y se hagan concesiones sobre lo que en La Habana se ha dicho que no”.

Igualmente consideró como una gran lección los paros registrados en las últimas semanas en el país “Ese tipo de lecciones hay que aprenderlas para poder reaccionar más rápido”, precisó.

Por ello destacó el revolcón ministerial como una decisión para corregir el rumbo de su mandato y “sacar al gabinete de Bogotá”, pues advirtió que había una especie de desconexión con las regiones” que no permitía identificar las necesidades que las aquejan.
De otro lado, defendió el proceso de paz con las Farc y sostuvo: “No estoy entregando nuestros sistemas políticos ni económicos, ni nada del funcionamiento como estado, solo hay aspectos positivos”.

Advirtió que la agenda incluye modelos de desarrollo rural, la solución al conflicto que contempla desmovilización, entrega de armas y aceptación de la justicia transicional y la erradicación del narcotráfico”.

En ese sentido, criticó a las personas que de forma “mezquina” satanizan el proceso de paz y las intenciones de querer acabar un conflicto tan “desgarrador para nuestra cultura, que es como una flecha venenosa”.

Así mismo se refirió al pronunciamiento de la Corte Constitucional sobre el “Marco Juridico para la Paz” y sostuvo que “no necesariamente” las Farc pagarían cárcel porque “hay varias interpretaciones sobre el fallo”.

Santos indicó que la sentencia emitida la semana pasada por la Corte Constitucional no tenía ningún condicionamiento frente a lo que se presentó como reforma constitucional en la ley de justicia transicional.

Preguntó al país de nuevo: ¿cuánto de justicia está dispuesto a sacrificar para obtener la paz? “Lo importante es encontrar el punto de equilibrio que nos permita llegar a la paz sin sacrificar tanta justicia que hace inviable el acuerdo ante el pueblo colombiano”, planteó.
Dijo que las peticiones de cárcel para delitos de lesa humanidad que llegan desde el extranjero tienden a limitar el proceso de paz, pero agregan una discusión “bonita”, porque la comunidad internacional ha mostrado un apoyo constante a los diálogos de paz.

Por otra parte, Santos se mostró convencido de que el pueblo colombiano respaldará un acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc.
Al respecto el Mandatario recordó que uno de los principios de las conversaciones de paz que se adelantan en La Habana, es que “nada está acordado hasta que todo esté acordado”.

“Entonces cuando tengamos el paquete completo (de los acuerdos), yo estoy absolutamente convencido, no me cabe la menor duda de que el pueblo colombiano me va a respaldar”, sostuvo.

El Jefe de Estado recordó que cuando tomaba la decisión iniciar el proceso de paz con las Farc, se sentó a dialogar sobre el tema con el antiguo Fiscal de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno, quien finalmente le dijo: “No se preocupe, Presidente, que la comunidad internacional, por más de que existan voces fundamentalistas que se van a oponer, va a entender que la justicia no puede ser obstáculo para la paz”.
Indicó que “por eso esa discusión a nivel internacional, pienso llevarla a Naciones Unidas, ahora que vaya a finales de este mes, poner en discusión ese tema”.

En relación con el tema de la entrega de las armas, el Mandatario dijo que no hay duda de que, si hay un acuerdo de paz, “esas armas dejarán de pertenecer a las Farc, porque esto es parte del proceso”.

Compartir: