Radicada ponencia del referendo

Compartir:

Tras muchas diferencias por su alcance constitucional, la ley que permitiría votar el referendo de la paz el mismo día de las elecciones ordinarias empezó a tomar forma. Este miércoles quedó listo para su primer debate en las comisiones primeras conjuntas.

La claridad legislativa se dio luego de una reunión de casi cuatro horas entre los negociadores de paz Humberto de La Calle y el comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, con la bancada y directivas del Partido Conservador, el cual definitivamente llegará dividido a la votación de esta ley.

De acuerdo con el senador y ponente del proyecto, Hernán Andrade, uno de los principales cambios está en que ya los jurados no tendrían que entregar el tarjetón del referendo, sino esperar a que el elector lo solicite libremente.

Este punto fue una de las discusiones que tuvieron conservadores y gobierno. En criterio del representante Heriberto Sanabria esta norma “sería un constreñimiento al elector”, es decir, una presión a que los electores voten por el referendo así no estén interesados en recibirlo.

Andrade explicó que también en el proyecto se incluye un artículo en el que se precisa que la modificación que permitir la coincidencia con las elecciones, sólo aplicará para los referendos que tengan que ver con la ratificación de los acuerdos de paz a los que llegue el Gobierno.

En la misma ley se incluye un artículo en el que se autoriza al Gobierno hacer la difusión (publicidad) masiva del acuerdo final al que se llegue con la guerrilla.

Igualmente, la norma determinará la manera como se financiará la campaña de los promotores y de los opositores del referendo.

Sin punto de unidad

Entre tanto al interior del conservatismo se continuó evidenciando que hay dos tendencias claras sobre el proceso de paz y el mecanismo propuesto para ratificar los acuerdos que se den.

La precandidata presidencial Marta Lucía Ramírez indicó que el planteamiento es que ese referendo se haga pero en el próximo gobierno, más no que dependa del presidente Juan Manuel Santos y que debe ser en fecha diferente a las de las elecciones ordinarias.

A su turno el senador Eduardo Enríquez Maya, señaló que por el momento el partido está “haciendo un análisis académico” del proyecto pero que dependerá de su respaldo de los cambios que se incorporen en el texto en el trámite de la ley.

La posición contraria es expuesta por el senador Andrade quien indicó que de los 60 congresistas del partido tan sólo el 20 por ciento sería el que se opondrá a la aprobación de esta ley, posiciones que considera válidas.

“La ponencia se radicó con buena parte de las sugerencias de los congresistas del partido. El Partido Conservador está en la mesa de unidad y va a respaldar el proyecto”, declaró.

Andrade explicó que como está la ley el referendo podrá ser coincidente con “las elección parlamentaria, presidenciales o locales, esta es una posibilidad que queda abierta. Ese es el proyecto”.

ABC del proyecto

Objetivo: Permitir que –sólo para reformas constitucionales que sean necesarias para el cumplimiento de los acuerdos– los referendos constitucionales puedan concurrir con actos electorales, de manera expedita, sin obstáculos y con la mayor participación electoral posible.

El proyecto de ley no crea el mecanismo de refrendación del Acuerdo Final para la terminación del conflicto, ni convoca un eventual referendo, ni mucho menos determina su contenido. Todos estos temas son ajenos a este proyecto de ley, y dependen de las conversaciones entre el Gobierno y las FARC-EP.

Justificación

– Hacer que las votaciones concurran en una misma fecha es coherente con el carácter expansivo del principio democrático;
– Señalar que el proyecto incorpora medidas suficientes para proteger la libertad del sufragante;
– Aclarar que no existe una prohibición constitucional para la concurrencia del referendo con otros actos electorales;
– Advertir que los referendos no son actos electorales en sí mismos;
– Recordar que en distintas partes del mundo los referendos tienen lugar al tiempo que otros actos electorales;
– Demostrar que el hecho de que las votaciones concurran en una misma fecha permite reducir costos.

Principales puntos de la ponencia

Garantizar la libertad del elector

En la ponencia se establece que los jurados de votación deberán ofrecer los tarjetones del referendo y se dice que “Los electores estarán en plena libertad de señalarles a los jurados de votación que no desean recibir el tarjetón correspondiente al referendo.

Publicidad del Acuerdo Final

Se propone incluir un artículo que establece que el Acuerdo Final para la terminación del conflicto armado deberá ser publicado y difundido para conocimiento de los ciudadanos con anterioridad a la votación.

Financiación de la Campaña

Se propone incluir un artículo que reitere la obligación del Estado de financiación de las campañas. Esto con el fin de asegurar que existen garantías para que quienes apoyen el referendo, y quienes lo rechacen, puedan hacer campaña en igualdad de condiciones.

El Consejo Nacional Electoral deberá establer las reglas de financiación de las campañas que apoyen o controviertan los contenidos del referendo.

Prohibición del proselitismo armado

La ponencia incluyó un artículo que reitera la prohibición existente en la normatividad penal y electoral de llevar a cabo actos de proselitismo armado o de constreñir al elector.

El texto propuesto de este nuevo artículo sería el siguiente: “Artículo 5o.- Prohibición de constreñimiento al sufragante. Está prohibido amenazar con las armas o por cualquier otro medio a los sufragantes con el fin de obtener apoyo o votación por determinado resultado en el tipo de referendos a los que se refiere la presente Ley, y tales conductas están sometidas a las sanciones penales y administrativas que dispone la Ley.”

Aquí la ponencia para primer debate del Referendo de la Paz ponencia_debate_final

Compartir: