Fiscalía aplicó extinción de dominio a 883 bienes de Drogas La Rebaja

Compartir:

La Fiscalía General de la Nación acaba de aplicar la medida de extinción de dominio para 883 bienes 8 sociedades y un bien inmueble de Drogas la Rebaja por estar aparentemente relacionados con delitos de narcotráfico.

Los bienes valorados en 25 millones de dólares inicialmente pertenecían, según la Fiscalía, a los confesos narcotraficantes Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, pasaron en 1990 a manos de miembros de su núcleo familiar por medio de la cesión de las acciones.

Posteriormente, en virtud de la negociación que realizaron en 1996 los representantes de Drogas La Rebaja en Cali, Barranquilla, Bogotá, Pereira, Neiva, Bucaramanga y Drogas Condor, por 35.000’000.000, a través de 76 contratos de compraventa y títulos valores.

Los establecimientos de comercio quedaron en propiedad de la Cooperativa Multiactiva de empleados de Distribuidora de Drogas, Copservir Ltda; constituida por servidores de la cadena de droguerías.

Mediante el material probatorio recaudado en desarrollo del proceso, se determinó que la supuesta venta de los establecimientos se realizó sólo en papel.

El Jefe de la Unidad, Julián Quintana señaló que “se pudo establecer que los empleados tenían pleno conocimiento que los bienes tenían origen ilícito y las utilidades seguían siendo entregadas a los testaferros de los hermanos Rodríguez Orejuela, los cuales reconocieron ante una corte en Estados Unidos, que lavaron más de dos mil millones de dólares con estas empresas”.

La solicitud de extinción de dominio fue presentada ante un juez, quien será el que defina la situación de los bienes que tienen medida cautelar desde 2003 y se encuentran bajo la administración de la Dirección Nacional de Estupefacientes.

Por otra parte, la Fiscalía ya radicó la resolución de acusación por lavado de activos en contra de tres directivos de la Cooperativa Copservir y varios familiares de los Rodríguez Orejuela.

El negocio es lícito

La cooperativa de trabajadores de Drogas La Rebaja, quienes adquirieron el negocio de los familiares de los hermanos Rodriguez Orejuela, quienes fueron extraditados a los EEUU por narcotráfico, aseguran que adquirieron los bienes de manera legal.

De acuerdo con la Cooperativa, a través de un comunicado de prensa, no existió ninguna irregularidad y que desde que se compró la firma, se ha consolidado en el mercado y que además cuenta con solidez por el manejo realizado.

El siguiente es el comunicado:

Desde Septiembre del año 2004, la Fiscalía General de La Nación inició el proceso de extinción en contra de las Sociedades Drogas la Rebaja y la
Cooperativa Copservir. Las primeras como vendedoras y la cooperativa como compradora de una cadena de 332 droguerías. En la actualidad el número de Droguerías que la Cooperativa ha logrado consolidar con su operación, incluso hallándose administrada por el Estado alcanza la cifra de 818
establecimientos.

Al respecto, debe resaltarse la diferencia entre las empresas Drogas la Rebaja, antiguas dueñas de los establecimientos y la Cooperativa, dado que, la causal de procedencia ilícita de bienes en el proceso de extinción se ha venido predicando respecto de las empresas vendedoras, propiedad de la Familia Rodriguez Orejuela y no de Copservir; al punto que tanto los asociados de la cooperativa como los aportes sociales a la misma y su
capital de trabajo no se hallan vinculados al proceso.

El pasó a seguir, podría ser la eventual remisión del proceso a los jueces especializados, dado que durante el tiempo transcurrido solo se ha
adelantado la etapa investigativa a cargo de la Fiscalía General de la Nación.

Por último debe destacarse que tanto la Cooperativa como la cadena de establecimientos, gozan de un gran prestigio, dada su solvencia comercial,
su respaldo financiero y la administración en cabeza del Estado a cargo de la Dirección Nacional de Estupefacientes y la Superintendencia de la
Economía solidaria.

La empresa Copservir, cuenta con un gran reconocimiento a nivel nacional al encontrarse dentro de las 100 empresas más grandes del país, como una de las mayores generadoras de trabajo en Colombia y propietaria de mayores volúmenes de activos. En tal sentido, tanto los proveedores como los
clientes podrán seguir contando con la confianza que los ha acompañado durante los nueve años del proceso, destacando que es el Estado Colombiano
quien viene ejerciendo una administración totalmente desligada de las causas que pudieran motivar el proceso de extinción para su seguridad.

Mónica Luna Cataño
GERENCIA COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL
Copservir Ltda

Compartir: