Contrato para mantener motos de la Policía será más costoso para la ciudad

Compartir:

BOGOTA, 02 de Septiembre ¬_RAM_.La Contraloría de Bogotá señaló que por deficiencias en la planeación el Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS),al no adelantar oportunamente el nuevo proceso contractual para el mantenimiento de las 2.367 motocicletas de la Policía Metropolitana, el Concejo de Bogotá y la XIII Brigada del Ejército, este servicio sería cubierto alcanzaría escasamente para la primera semana de agosto.
A pesar de que esta situación fue advertida por el Ente de Control, el jueves 27 de agosto el Fondo tuvo que acudir a la contratación directa, mediante la figura de contrato interadministrativo de administración delegada de recursos No. 00781 con la Empresa para la Seguridad Urbana (ESU), para el mantenimiento de las referidas motos, lo que confirma lo advertido por el la Contraloría de Bogotá frente a que estaban por agotarse los recursos.
Según el Contralor Distrital, Diego Ardila Medina, llama la atención, de igual manera, que pese a que históricamente estos contratos se han adjudicado a través de licitación pública, como deben hacerse para respetar el principio de transparencia y objetividad, en esta oportunidad no se adelantó un concurso en el que se hubiese podido obtener variedad de ofertas y garantizar la mejor opción para el Distrito, pues lo que se realizó fue una intermediación con administración delegada de recursos la cual resulta más onerosa para el Distrito.
Según el Organismo de Control, al comparar el nuevo contrato con el suscrito en noviembre de 2012 (Contrato No. 763) cuyo valor fue de $2.713 millones y que fue adjudicado a través de licitación, en esta oportunidad se pagará la suma de $3.789 millones, lo cual nos muestra un incremento de $1.076, y adicionalmente se pagarán honorarios por $219.8 millones por la intermediación, para un valor total de contrato de $4.009 millones, que equivale a un incremento del 48%.
Así mismo, este Organismo de Control pudo evidenciar un incremento de 337 motos en el nuevo contrato que equivalen a $255 millones, cuando el mismo FVS dice que el parque automotor es de 2.367.
Es de anotar, dijo el Contralor Ardila Medina, que la empresa ESU, cuya domicilio es Medellín, y con quien ya la administración en el mes de mayo entregó contratación para el suministro de combustible para las motos de la Policía, porque de igual manera no se adelantaron oportunamente los procesos de licitación, no cuenta con talleres propios en Bogotá, por lo cual deberá subcontratar todo el servicio de mantenimiento en la ciudad capital.
Para el ente de control, enfatizó Ardila Medina, es preocupante que el FVS mantenga su política de evadir el principio de transparencia adjudicando contratos que por su cuantía deberían realizarse a través de la licitación pública, máxime cuando se trata de suministros de servicios permanentes y necesarios para la seguridad de los bogotanos, como en este caso.

Compartir: