Restablecido paso vehicular en el alto de La Línea y en vías de Antioquia

Compartir:

Fue habilitado el paso por el alto de la Línea a la altura de Cajamarca tras una serie de operativos adelantado en acción conjunta entre la Policía y el Ejército.

Ya comenzaron a circular los vehículos, inicialmente, los que habían quedado represados en varios sitios a causa de los bloqueos realizados por parte de los participantes en el paro agrario.

Las autoridades están dando paso a todos los represados, operativo que tardará varias horas por la gran cantidad de camiones que quedaron a lo largo de la carretera.

En Antioquia, con el apoyo de la Cuarta Brigada y el Escuadrón Móvil de Carabineros de la Policía, poco a poco se recupera el control de las vías que se encontraban bloqueadas por manifestantes del paro agrario.

Vías como la que comunica al departamento de Antioquia con la costa Caribe, en el oriente del departamento, vivieron una jornada de relativa calma.

A pesar de esto, en los municipios más afectados por el paro en el oriente antioqueño los alcaldes tomaron medidas preventivas para evitar nuevos desmanes, especialmente en el municipio de Rionegro, donde las autoridades investigan la muerte de un joven de 15 años quien perdió la vida, supuestamente en medio de los disturbios.

En la tarde ayer colapsó la movilidad en el Valle de Aburrá por la movilización de camioneros, volqueteros y buses de servicio público nacional, quienes realizaron una protesta pacífica de sur a norte de la ciudad, lo que generó grandes problemas viales.

Por su parte en el sur de Nariño, donde los manifestantes señalaron que no desbloquearan las vías hasta tanto llegue el presidente Juan Manuel Santos, se concentran más de 20 mil campesinos e indígenas del cabildo de «Los Pastos».

Son 17 tramos que están cerrados al tráfico vehicular y de personas por la ubicación de barricadas, arbustos, piedras y llantas entre otros elementos.

El vocero de los indígenas Pastos, Viterbo Palchucan, le pidió al presidente Juan Manuel Santos que haga presencia en la región, argumentando que «en este cucho de Colombia existimos un puñado de campesinos e indígenas que reclamamos justicia y trato digno desde el gobierno, esperamos su presencia en nuestra zona para darle a conocer nuestra crítica situación».

En el norte del departamento de Nariño, donde se concentran otros diez mil campesinos, la situación es complicada por la escasez de alimentos como lo explicó el líder de la protesta en el Remolino Panamericano, Hugo Narváez, quien explicó a RCN La Radio que en límites con el departamento del Cauca se adelanta un bloqueo de vías de carácter pacífico, a la espera de que se reinicien los diálogos con el sector agrícola en Tunja, Boyacá.

En la ciudad de Ipiales se mantiene la Ley seca, mientras que la fuerza pública custodia las edificaciones del Estado y se realizan patrullajes en las calles de esa población fronteriza.

No hay transporte hacia ningún destino regional y nacional desde la terminal terrestre de pasajeros de Pasto y se confirma que el desabastecimiento de alimentos llega al 90% en los 64 municipios.

El gobernador de Nariño, Raúl Delgado Guerrero, quien retornó a Pasto tras participar de la cumbre de mandatarios convovada por el presidente Juan Manuel Santos, dijo a RCN La Radio que en las próximas horas llegarán a Ipiales algunos ministros, mientras que el domingo 1 de septiembre se espera la presencia del Jefe de Estado, quien responderá al pliego de peticiones elevado por los labriegos e indígenas del sur del país.

En materia de recolección de basuras, la empresa metropolitana de aseo, Emas, confirma que solo ha podido ingresar a 20 de los 30 municipios que atiende donde se registra la concentración de toneladas de desechos orgánicos y sólidos que no han podido llevarse al relleno sanitario de Antanas.

Fuente RCN radio

Compartir: