Santos dice que reunión con el Presidente de Cuba logró evitar un «boicot»

El presidente Juan Manuel Santos dijo que su visita a la Habana sirvió para evitar un «boicot» y apagar el incendio que se pretendía generar contra la Cumbre de las Américas que se realizará en Cartagena en el mes de abril.
En desarrollo del acuerdo para la prosperidad No. 65 que tuvo lugar en Leticia, Amazonas, Santos afirmó que «la Cumbre no va a sufrir una especie de boicot, con nuestro viaje apagamos ese incendio y logramos lo mejor posible».
Y agradeció al presidente de Cuba, Raúl Castro, mostrar disposición para colaborarle al país. » Agradezco esa actitud. Pensamos que era lo correcto dar la cara, era lo correcto. Asimismo, agradeció a Hugo Chávez «por colaborar para que la Cumbre de las Américas no tenga inconvenientes, valoro su actitud en este dilema complejo».
“Les agradezco muchísimo a todos, especialmente al Presidente de Cuba, Raúl Castro, su buena disposición. Así lo dijo expresamente: ‘No quiero causarle problemas a Colombia, no quiero causarle problemas a la Cumbre’. En ese sentido le agradezco enormemente esa actitud”, afirmó el Mandatario, durante el Acuerdo para la Prosperidad que se llevó a cabo este sábado en Leticia (Amazonas).
El Presidente Santos señaló que en la visita que realizó a Cuba, “logramos lo mejor posible dentro de los escenarios que teníamos”. Previó que la Cumbre de las Américas se llevará a cabo sin traumatismos.
“Logramos lo mejor posible dentro de los escenarios que teníamos. La Cumbre tan importante para Colombia no va a sufrir lo que muchos decían que se iba a presentar, que era una especie de boicot, no por Colombia sino por la situación que se estaba presentando. Lo que hicimos fue apagar ese incendio y lograr lo mejor posible”, puntualizó.
Un día después del anuncio, el Gobierno de Cuba responsabilizó a Estados Unidos de no haber sido invitada a la VI Cumbre de las Américas, aunque, según dijo el ministro de Relaciones Exteriores de la isla, Bruno Rodríguez, nunca pidió participar.
La polémica envolvió la convocatoria de la reunión hemisférica desde el pasado mes de febrero, cuando el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, animó a los ocho países de la Alianza Bolivariana para las Pueblos de Nuestra América (ALBA) a no ir a la Cumbre cartagenera si Cuba no era invitada.
La ALBA está formada por Cuba y sus principales aliados en la región, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, además de San Vicente y las Granadinas, Dominica, y Antigua y Barbuda.
Santos aseguró que su viaje a Cuba era necesario, pues «era lo correcto, había que ir a dar la cara», y agradeció de nuevo la «buena disposición» de Castro, quien le transmitió su intención de no causarle problemas a Colombia.
También se refirió a la actitud positiva del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con quien también se reunió en Cuba mientras el último se recupera de una cirugía en la que le extirparon un tumor canceroso.

Compartir: